Menores infractores hallan empleo en el control de accesos de un rodaje

“Quiero ayudar a mi madre y aprovechar esta oportunidad”

El joven O. trabaja en el control de accesos de un rodaje a través de los problemas de inserción que desarrolla Meridianos con la Junta de Andalucía.
El joven O. trabaja en el control de accesos de un rodaje a través de los problemas de inserción que desarrolla Meridianos con la Junta de Andalucía.

Sentado en las oficinas de Meridianos en el barrio de Oliveros, el joven O. relata la experiencia. “A mí me ha tocado en Tabernas. Me vienen a buscar por la mañana y mi trabajo es controlar el acceso de vehículos a la zona del rodaje y proteger el material de la productora”.


El chico tiene solo 18 años y pertenece a un proyecto de inserción laboral para menores infractores incluido en el llamado Servicio Integral de Medio Abierto (SIMA) de la entidad.


El objetivo es formar a jóvenes procedentes del sistema de reforma juvenil que, sin embargo, no cumplen medidas de internamiento.



Esta es la segunda oportunidad para O., que ya pasó por Tierras de Oria por delitos contra el patrimonio. “Tenía 14 años. Mis problemas eran las adicciones, pero ahora ya no tengo esa ansiedad por fumar”.


El chico se muestra sereno, de ideas claras, enfocado. “Estoy contento de poder trabajar y ayudar a mi madre en casa”, repite. Habla con cariño de ella, a la que confiesa haber hecho sufrir demasiado, y habla con orgullo de la oportunidad de un nuevo comienzo. “Cuando termine esto, solo pienso en estudiar para poder entrar en el Ejército”. Se pone serio.



Meridianos es una entidad especializada la gestión de medidas para la reforma juvenil. Como Ginso en Tierras de Oria, Meridianos gestiona el centro El Molino en la capital y otros proyectos en medio abierto en la provincia de Almería, siempre en contacto con la Consejería de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta de Andalucía y la Fiscalía de Menores.


“El año pasado llevamos a cabo 274 medidas con menores, que incluyen los prestaciones en beneficio de la comunidad, la libertad vigilada, los tratamientos ambulatorios o los grupos de convivencia”, explica Raúl Roda, responsable del SIMA.


O. participa de uno de estos programas de reeducación e inserción laboral. Junto a tres compañeros fue seleccionado para trabajar como controlador de accesos en el rodaje de una película alemana en localizaciones como Tabernas, Viator o Níjar.


El rodaje

“Cuando conocimos el proyecto contactamos con la Delegación de Justicia y una empresa para darles a los chavales formación específica sobre control de accesos”, añade Raúl Roda. “El delegado nos facilitó las instalaciones para poder hacer la formación en el mes de marzo. Para nosotros era importante dar a los chicos unas herramientas básicas para afrontar el trabajo”.


Participaron en las jornadas diez chicos, según informó la Junta de Andalucía, y cuatro de ellos están trabajando desde la semana pasada en la seguridad del rodaje. Un punto de partida para un futuro laboral que les aleje de las calles.


“Intento estar el menor tiempo posible en mi barrio y tener mi cabeza pensando en otras cosas. Me voy a otros sitios para no tener problemas”, explica O., que asegura haber sufrido bullying. 


Ahora cumple jornadas extensas de trabajo en Tabernas y se concentra en responder a la confianza depositada por Meridianos. “Quiero aprovechar esta oportunidad que tengo”.


Seguimiento

La entidad está obligada a remitir informes periódicos a la Fiscalía de Menores con la evolución de las medidas de tratamiento de los chicos.


Además, desde la misma resolución del Juzgado de Menores se trazan unas líneas generales para cada caso, esto es, unos objetivos para la reeducación de los infractores según su delito. Los planes se adaptan para cumplir con esa necesidad.


La Junta de Andalucía tiene las competencias en materia de menores. El sistema de justicia juvenil desarrolla una abanico de medidas a medio camino entre la reforma y la protección de los jóvenes.


“La formación es el mejor camino para no reincidir”

“La formación e inserción laboral de estos jóvenes es el mejor camino para garantizar que no reincidirán en conductas infractoras al proporcionarles una capacitación y una experiencia profesional con las que labrarse un futuro”, señaló el delegado de Justicia durante la clausura del curso desarrollado en marzo. José Luis Delgado se mostró “convencido de que aprovecharán esta experiencia”. La empresa Euroformac incluyó contenidos sobre la normativa y funciones del control de acceso, la regulación del derecho de admisión, las medidas de seguridad, los derechos del público y primeros auxilios.


 

Temas relacionados
Empleo

para ti

en destaque