Contagiados tres sanitarios de Torrecárdenas tras usar mascarillas defectuosas

Dos enfermeros y un médico de urgencias dan positivo tras la retirada del material

Profesionales sanitarios en la entrada de Torrecárdenas.
Profesionales sanitarios en la entrada de Torrecárdenas. La Voz

Dos profesionales de enfermería y un médico del Hospital Universitario Torrecárdenas  que trabajan en servicios en los que se usaron las mascarillas defectuosas que fueron distribuidas por el Ministerio de Sanidad han contraído el coronavirus, según han informado fuentes médicas y sindicales.


El propio Ministerio de Sanidad ordenó la semana pasada la retirada de dichas mascarillas ‘ Garry Galaxy’ del tipo FFP2, después de que un informe del Ministerio de Trabajo y Economía Social avisara de que no cumplían con la normativa europea. Las mascarillas FFP2 no defectuosas protegen contra el virus, por lo que son utilizadas por el personal sanitario en la atención a personas que tienen la enfermedad, como ocurrió en Torrecárdenas con estas.


De ahí a que el hospital decidiera realizar de manera inmediata pruebas a todo el personal que utilizara dicho material, que es el que trabaja en urgencias, en la unidad de cuidados intensivos y en la quinta planta del hospital, donde se ingresa a los pacientes con el virus. En concreto, según la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), el centro ha practicado en los últimos días más de 200 PCR, una de las pruebas de diagnóstico que se están utilizando para determinar si una persona está infectada. Por el momento, un médico del servicio de urgencias y dos profesionales de enfermería han dado positivo, aunque ninguno de ellos presenta síntomas, por lo que se mantienen en cuarentena, añade el mismo sindicato.


Aunque estos tres profesionales sanitarios pudieron usar las mencionadas mascarillas, obviamente no puede confirmarse que contrajeran la enfermedad por la desprotección a la que se vieron sometidos.



En cuarentena Según ha informado la parlamentaria popular andaluza Rosalía Espinosa, 10 profesionales sanitarios que han utilizado este material de ‘protección’ en la provincia se encuentran en cuarentena actualmente.


Este es el primer médico de urgencias que habría contraído el virus en el hospital, puesto que aunque otro facultativo del mismo servicio también dio positivo anteriormente, quedó en evidencia que no fue contagiado en el ejercicio de su profesión, sino en el ámbito privado.


Según el Sindicato Médico, el facultativo que ha dado ahora positivo se encontraba ya aislado en su domicilio cuando se ha conocido el resultado de la prueba.  A pesar de que la incidencia del coronavirus entre los profesionales es también elevada en la provincia, superior al 16% de los casos, de momento es también menor que en otras zonas de Andalucía y España.


Después de estos nuevos positivos, los profesionales y los sindicatos han incrementado sus exigencias para la extensión de las pruebas al resto de sanitarios de los hospitales almerienses y también de la atención primaria, algo que se considera fundamental para el control del virus, puesto que un médico o un enfermero asintomático puede convertirse en un vector muy importante de la enfermedad.


Fuentes médicas mantienen que las mascarillas retiradas por Sanidad también se han utilizado en la atención primaria de la provincia, aunque de momento no se han realizado pruebas, si bien sí continúa haciéndose un censo para determinar con exactitud quiénes las han usado.


En atención primaria De momento, sindicatos como CSIF han exigido que la realización de las pruebas de diagnóstico  se extienda también a todos los profesionales de que conforman la atención primaria de la provincia, unos 2.000 en total según sus datos, dado que, como dice, serán parte fundamental del plan de desescalada establecido inicialmente.


Rapidez de la Junta La parlamentaria andaluza del Partido Popular de Almería, Rosalía Espinosa, ha destacado la rápida actuación del Gobierno de Juanma Moreno después de que el pasado viernes se conociera "que en nuestra comunidad autónoma el Gobierno de Pedro Sánchez había distribuido 64.000 mascarillas ‘Garry Galaxy’ de FFP2 defectuosas, 14.000 en la provincia de Almería de las que 9.000 se repartieron fundamentalmente en hospitales".


Se trata de un material de protección que la Consejería de Salud ordenó retirar inmediatamente, y "gracias a la rápida actuación de la Delegación de Salud no dio tiempo a que las usaran muchos profesionales", dice Espinosa. No obstante, añade que desde el Gobierno de Juanma Moreno han ordenado que se haga un rastreo en todos los centros hospitalarios que las recibieron para que a los profesionales sanitarios que las usaron se les haga un PCR, "algo que ya ha puesto en marcha la Delegación a la vez que ha tomado las medidas necesarias para proteger a los profesionales sanitarios que las usaron".


La parlamentaria del PP pide que se asuman responsabilidades en esta situación, "máxime cuando los profesionales sanitarios han estado trabajando pensando que estaban protegidos y la realidad es que estaban expuestos al virus sin ninguna protección por lo que se han podido contagiar y ser transmisores a su vez del virus entre pacientes y familiares".


Espinosa señala que proteger a los sanitarios es una prioridad para el Gobierno de Moreno,  “por eso esta misma semana ya han comenzado a hacer los test rápidos entre el personal del SAS, una medida que ya se ha aplicado en las residencias tanto a mayores como a los trabajadores de estos centros". 

 

Temas relacionados
Funcionarios Sanitarios PP Pedro Sánchez Sindicatos Mascarillas Urgencias Hospital Torrecárdenas CSIF Andalucía Salud España

para ti

en destaque