Decreto de alarma: Almería afronta la primera semana

Pocos incidentes en un raro domingo en la provincia

Un coche de la Policía en el Paseo de Almería.
Un coche de la Policía en el Paseo de Almería. Juan Antonio Barrios

Ha triunfado en Almería la consigna, el mensaje, la recomendación, el consejo ... en el primer día de aplicación del decreto de estado de alarma en todo el país por la pandemia de coronavirus. “Quédate en casa” ha sido el mensaje insistente que se ha lanzado por las autoridades sanitarias y responsables políticos, como principal vía para evitar el contagio del virus, y a él se han aferrado miles y miles de almerienses.


Almería fue ayer domingo más que nunca un desierto.
Se pudo comprobar en las calles de la capital, pero también en las calles de pueblos pequeños como el de Chercos, de mediana población como Carboneras o Berja y grandes como Roquetas de Mar o El Ejido. Por las calles y por las carreteras. Ayer, el tránsito de vehículos por las vías urbanas e interurbanas fue mínimo. No hay cifras oficiales, pero bastaba con asomarse a la ventana para comprobar que apenas circulaban coches o camiones.

Se suponía que el día de ayer iba a ser tranquilo. Un domingo en el que solo se podía salir en caso de extrema necesidad a comprar el pan, ir a Urgencias o ir a misa. Fue tranquilo, a excepción de un par de incidentes que recogió la edición digital de este periódico.


En Antas, un grupo de vecinos alertaba por la mañana de la presencia de una furgoneta de mudanzas en el pueblo. Provistos con mascarillas, los ocupantes de la furgoneta traían muebles de una familia procedente de Tarragona que tenía intención de instalarse en el municipio almeriense durante este excepcional estado de cuarentena.


Las autoridades contactaron entre ellas y la Guardia Civil procedió a 'devolver' a esta expedición catalana a su lugar de origen. Hubo despliegue de agentes de la Benemérita y la Policía Local, informa Álvaro Hernández.

En la capital, agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven de 22 años de edad, identificado como Arturo B. L., acusado de un delito de atentado a la autoridad. El chico golpeó a un agente de la Brigada de Seguridad Ciudadana durante una persecución en el Paseo Marítimo de la capital a las 14 horas de este domingo.



Arturo B. L. hizo caso omiso a la obligación de permanecer en su domicilio y salió a pasear en bicicleta. Entonces se topó con una patrulla de la Policía Nacional y, conocedor de la situación de alarma y de las posibles sanciones, decidió emprender la huida, según informa Javier Pajarón.


Según las diligencias, en la fuga se topó de frente con agentes de la Unidad de Prevención de Reacción (UPR) de la Policía Nacional que acudían también a la zona. En el encontronazo, un agente sufrió una fractura en un dedo de una mano.


El chico fue trasladado a dependencias de la Comisaría Provincial de Almería, en la Avenida del Mediterráneo, acusado de un presunto delito de atentado a agente de la autoridad.

 

Temas relacionados
Carboneras Confinamiento Mascarillas Antas Policía Nacional Coches Mercadona Berja Chercos Estado de alarma Policía Local Vecinos Urgencias Política

para ti

en destaque