Ana María Baños conoce a Ana Julia Quezada y comparte régimen de protección

La presunta asesina de su hijo está en prevención de suicidios y apartada del resto de internas

Lugar de la detención y del hallazgo del cuerpo
Lugar de la detención y del hallazgo del cuerpo La Voz

Ana María Baños y Ana Julia Quezada cruzan sus caminos en el mismo pasillo, en el mismo departamento, en el mismo módulo del centro penitenciario El Acebuche. La presunta asesina del pequeño Sergio Fernández y la asesina del pequeño Gabriel Cruz se han conocido este fin de semana en el módulo de mujeres de la cárcel de Almería, donde son vecinas de celda y comparten un régimen de aislamiento similar.


Baños de 38 años de edad ingresó el sábado en prisión provisional acusada de asfixiar a su hijo de siete años en la vivienda familiar ubicada en Huércal de Almería. Consciente de la gravedad del suceso y de su impacto social, Instituciones Penitenciarias optó por aplicar dos garantías adicionales de protección.


En primer lugar, El Acebuche incluya a Ana María Baños en el programa de prevención de suicidios con una interna  de confianza encargada de su vigilancia. Los antecedentes de atención psiquiátrica aconsejaban una intervención de estas características. No en vano, la mujer había recibido atención en Salud Mental antes del suceso y numerosos testigos apuntaban a un posible trastorno.


En segundo lugar, la cárcel opta por aplicarle el conocido artículo 75 del Reglamento Penitenciario, que establece su protección frente al resto de la población reclusa. En la práctica supone un cierto grado de aislamiento respecto a sus compañeras de módulo. Y como en Almería solo existe un espacio reservado para mujeres (módulo uno), Ana María Baños ha terminado compartiendo el mismo pasillo que Ana Julia Quezada recorre prácticamente sola (tenía una compañera) desde diciembre del año pasado. Ambas ya han mantenido contacto.

Prisión provisional

Baños está en prisión provisional desde la tarde del pasado sábado por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Cuatro de Almería. Se le acusa de un presunto delito de asesinato por la muerte del pequeño Sergio, de siete años, hallado en su vehículo la mañana del jueves en Las Norias de Daza (El Ejido) y supuestamente asfixiado en la vivienda familiar ubicada en la Plaza Río Chico de Huércal de Almería, en el barrio de Villa Inés.


La presunta agresión se produjo tres días después de que un juzgado decretara la entrega del menor a su padre, natural de Alcolea, tras detectar una desatención del niño por parte de su madre.


Los vecinos y personas de su entorno habían observado un comportamiento extraño de Ana María Baños en los últimos días. El pasado 10 de octubre se presentó en Las Norias de Daza, en la casa de la ex pareja de su padre, con el cuerpo sin vida del niño en el asiento del copiloto de su vehículo. Fue detenida por la Guardia Civil cuando intentaba huir.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería