“La marihuana en Almería es una industria, está en todas partes”

LA VOZ entrevista en exclusiva a un traficante para analizar el boom de la marihuana (Parte II)

Carlomango  se dedica al cultivo de marihuana en Almería desde hace casi tres años .
Carlomango se dedica al cultivo de marihuana en Almería desde hace casi tres años . La Voz

Carlomagno es traficante de marihuana en activo. Vive del cultivo de cannabis desde hace casi tres años y conoce las constantes vitales del mercado, desde Almería hasta los consumidores finales de Alemania, Bélgica y Holanda. En la segunda parte de la entrevista analiza la implicación económica del boom del producto.


El olor a cannabis en Almería es evidente.

En El Puche ahora mismo puede haber marihuana en el 80 por ciento de las casas. He visto a familias durmiendo en el salón para poder usar todos los cuartos. Es tirar colchones al suelo porque el beneficio y la comida la tenemos aquí. Así es. 


Son cifras muy altas para una actividad ilegal. 

En Almería ha habido un boom. ¿Por qué? Es importante recalcarlo. La marihuana da muchísimo trabajo.  En mi caso y en el 70 por ciento de los cultivos, hay que contratar a personas jóvenes entre 16 y 21 años para que rieguen las plantas. Yo no puedo estar tanto tiempo agachado.   De cada 100 plantas se le paga al que riega 1.000 euros. Son 10 euros al planta. Luego hay que podar las ramas bajas y se llama a estos mismos chavales o a otros que son más especialistas. Eso se paga a un euro por planta. Y luego hay que pelar los cogollos y lleva un tiempo. Se paga a otro precio, dos euros por planta. Tiene mucho trabajo.


Utiliza a menores.

Estos chavales antes estaban pegando tirones en la calle para comprarse ropa y ahora están con la marihuana. Ha bajado mucho la criminalidad y eso no lo digo yo, lo dice la Subdelegación del Gobierno, eh. La marihuana en Almería es una industria. Está por todas partes. Solo en mi calle hay más de 50 cultivos.


Los robos en plantaciones y los sucesos violentos también han crecido.  ¿Se necesita cada vez más contratar seguridad?

En esos casos estaríamos hablando de grandes narcos, que tienen que dejar a alguien durmiendo en las plantaciones.


No es su caso.

No. Eso suele ser en cortijos donde estas personas que riegan no cobran 10 euros por planta sino que, en su mayoría, van a comisión. 


¿Cuántas plantas tiene en estos momentos?

No te voy a decir la cantidad, pero tengo la suficiente para que, si algún día me cogen, no tenga la preocupación de ir a prisión sino simplemente que voy a estar tres días en el calabozo.


¿Y gana mucho dinero con la marihuana?

No me quejo, pero podría vivir mejor.


¿Tiene familia?

Sí y una hipoteca que pagar.  


¿Y ellos saben a qué se dedica?

Digamos que están al corriente.


¿Hay muchas diferencias entre barrios?

Hace poco se publicó que La Chanca, Los Almendros y El Puche eran los que más tenían... Pero hay plantaciones en toda la ciudad, en el piso más pijo, donde nadie se lo espera. Se ha generalizado y convive con los almerienses, como el tomate. Se ha afincando en Almería y aquí se ha quedado. Antes de la crisis eran cultivos pequeños, pero ahora Granada es la primera provincia en exportaciones a Europa y luego están Almería y Murcia. Eso no lo digo yo, lo dice el Gobierno. Y también lo dice la gente que viene de Alemania o de Bélgica. 


Es lo que marcan los enganches ilegales.

Yo lo he sufrido en dos ocasiones. Endesa va acompañada de agentes de la UPR de la Policía Nacional, pero, como es una línea que no es subterránea, en cuanto se van se compran los cables y una pieza que nosotros llamamos ‘pajarillos’ y se hace el enganche. Es muy fácil. Y, si no, hay gente que se dedica a hacer enganches de luz ilegal por 50 euros. 


¿Alguna vez ha sufrido un robo de marihuana?

No, pero le voy a contar una anécdota. En una fecha muy señalada del año pasado quedé con el comprador para venderle marihuana. La tenía en el suelo. Pero no vino. Esa noche no pude salir porque dejaba allí 12.000 euros. Preferí pasar esa velada allí.


¿Hay muchos traficantes que se han pasado del hachís a la marihuana?

Sí. Yo soy uno de ellos. Me pasé de la cocaína a la marihuana. El hachís se ha perdido. Las lanchas y los veleros que  entraban por los puertos ya no llegan. Antes en el periódico veías todas las semanas los alijos y ahora ya no. 


Y esto elimina a los traficantes marroquíes.

Le hemos quitado el puesto a Marruecos. Pero también te digo que se están exportando semillas de marihuana de Almería a Marruecos. Vienen aquí y compran semillas a granel. La semilla  sale muy barata, entre 60 y 80 céntimos. Y en las semillas de banco, costaría más cara.


¿De banco?

A granel es como el genérico de un medicamento, de banco lo pagas a la marca.


Me ha hablado de la capital. ¿Y en la provincia?

Hay en todos sitios. En Almerimar, por ejemplo, considerada una urbanización de alto nivel, entré en un chalé y  me quedé flipado. Tenían 15 kilos allí esturreaos. No estaba el cultivo. Supongo que habían movido la marihuana para que no nos quedáramos con el sitio y no fuéramos a robarles. Es un sistema muy bueno. Así nadie sabe donde está el cultivo. Me llamó la atención porque el trato se hizo en una zona de Almerimar con mucha gente extranjera, mucho dinero y cochazos de lujo. Hasta yo mismo me quedé asombrado. Están en todos sitios.


Y han aparecido también los invernaderos.

Sí. Es que las semillas son muy económicas y germinarlas es muy fácil. Puedes decirme que no sabes, pero yo en diez minutos puedo enseñarte. Y la próxima vez, de 100 semillas te van a fallar solo cinco. 


¿Qué piensa de la legalización de la marihuana?

Yo  creo que está legalizada, pero no con la total libertad que la gente quisiera. 


¿Vende al menudeo?

Nadie vende ya al menudeo. Pero repito que aquí el beneficiado es el intermediario que no tiene que estar tres meses cultivando. Esto es como la coca en Colombia. El colombiano no es el gran beneficiado sino el mejicano que la lleva a Estados Unidos.


¿Hay marihuana que se quede en España?

La marihuana que se cultiva en Almería va toda al norte de Europa. El 95 por ciento. Solo el 5 por ciento se quedaría en los puntos.


Cuando se maneja tanto dinero y se trabaja con traficantes dentro y fuera de España también surgen problemas de seguridad. ¿No le genera  cierto miedo?

Sí, cuando me dediqué a comprar marihuana la persona que me facilitaba el dinero lo hacía con una gran tranquilidad. Nosotros éramos los que más cargábamos, los que más marihuana metíamos en el coche. Y ellos nos decían: “Aquí tenéis 150.000 euros, ¿vais bien o necesitáis más?”. Yo, por dentro, decía: “Está gente, si me da este dinero así...”. A veces genera miedo porque, si te metes en barrios como El Puche, todos saben que llevas dinero para comprar. Nunca sabes si te vas a agachar a mirar la marihuana y cuando te levantes vas a tener una pistola apuntándote. Por 20.000 ó 30.000 euros aquí están matando.


¿Quién controla la maría a gran escala en Almería?

(Ríe). Muchas familias. 


Le pregunto de otra manera. ¿Las familias que antes se dedicaban a otras sustancias?

Esos son buenos amigos (ríe). Digamos que conozco muchos puntos de cocaína al menudo que se han cerrado para plantar marihuana. Han visto que el beneficio de la cocaína les deja 100 euros diarios, pero con 20 gramos te cogen ya tienes la prisión garantizada. En cambio, con la marihuana el beneficio es mucho mayor y las condenas menores. Sale más rentable.


¿Cree que la gente tiene mejor imagen de la marihuana que de otras drogas? 

Es curioso porque hay mucha gente que la utiliza con fines medicinales, porque les calma los dolores. Eso sí, no hay un control de sanidad porque te lo da directamente el cultivador. No sé...  Yo he visto a personas que hace cinco años estaban esmayaos y no tenían para comer y ahora se han comprado coches de alta gama, casas y han ido progresando. Han ido invirtiendo en casas de barrios humildes. Hay un clan en Almería que tiene muchas casas. Antes del boom tenían 10 ó 12 casas para vivir. Ahora han preferido irse de alquiler fuera y dedicar esas casas a montar invernaderos.


Da la sensación de que hay una gran industria ilegal y clandestina.

En Almería yo creo que no existe la crisis. La UD Almería ha estado en Primera División y aquí ha llegado un niño de 20 años y le ha vacilado a un futbolista con un coche de 150.000 euros. A Almería estén llegando coches de lujo a raíz de la marihuana. Muchas veces intercambios.


¿Pagan con coches?

A veces, porque en Alemania los coches salen más baratos.


Todo ese dinero hay que blanquearlo. Otro delito. 

La Policía y la Guardia Civil no se meten mucho en ese tema. De todas formas, se guarda por si hay algún registro.Es verdad que cuando tienes que comprar una casa  hay que buscar una manera para evitar que se dé cuenta Hacienda o la Policía,  pero con efectivo se va a cualquier lado. 


¿Tiene trabajo legal?

No. Yo llevo dos años y medio viviendo solo de esto.


Resuélvame una curiosidad. ¿Funciona el hilo con música clásica que instalan en algunos cultivos?

Eso es un mito.


Hay operaciones donde se han detectado.

¿Dónde?


Recuerdo un caso de unos traficantes en Níjar.

Ah, vale. Esos son unos palurdos.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.