Agrobío mejora el control biológico a través de innovación

Con una amplia gama de productos y soluciones cubre más de 50.000 hectáreas en 35 países

Agrobío trabaja para mejora el control biológico de plagas.
Agrobío trabaja para mejora el control biológico de plagas. La Voz

La innovación es una de las grandes apuestas de Agrobío con la introducción de nuevas herramientas en el mercado que mejoran el control biológico de plagas. La empresa cumple con su compromiso con la calidad, seguridad y sostenibilidad para la alimentación del planeta.


Agrobío dispone de una amplia gama de productos y soluciones con base biológica abarcando más de 50.000 hectáreas en 35 países con protocolos eficaces, ácaros e insectos de excelente calidad, nuevas formulaciones y métodos de sueltan que facilitan a los agricultores su uso en campo.


Esta campaña de primavera, la empresa recomienda dar continuidad a la suelta de fauna auxiliar ya que es fundamental para romper el ciclo de plagas. “Es una época determinante para llegar al siguiente cultivo con un campo más limpio”, explican.


Durante el pasado ejercicio agrícola el control biológico en tomate experimentó un incremento con las sueltas de Nesidiocoris tenuis en semillero. “Este impulso permitio un otoño más tranquilo respecto a Tuta absoluta y una mosca blanca controlada, percibiendo una menor incidencia de virosis. Por lo que en las próximas semanas esperamos continuar en esta línea con los refuerzos de NESIDIOcontrol y la suelta de Trichogramma achaeae (TRICHOcontrol), para llegar con menor presión de plaga en primavera”, señalan desde Agrobío. Además indican que ante el problema del vasates, que está aún por resolver, están realizando con resultados exisitosos las primeras experiencias bajo el marco del proyecto AMBLYTOMAT, definiendo un programa efectivo con un protocolo eficaz en el cultivo de tomate.



En cuanto a pepino, la superficie de control biológico sigue creciendo. Agrobío, que ha sido pionera en la alimentación de ácaros depredadores con ácaros presa directamente sobre la planta, ha conseguido dar la solución a la viabilidad del uso de fauna auxiliar en cultivos sin polen y las sueltas precoces cuando aun no han salido las primeras flores, permitiendo un control eficaz del trips, la mosca blanca y la araña roja. “En este sendido, A. swirskii (SWIRScontrol) alimentado con presa ha desempeñado un papel principal. No obstante, desde noviembre destacamos el uso de MONcontrol (T. montdorensis) realizando un gran trabajo en las semanas más frías del año, por ser un ácaro que se comporta muy bien a temperaturas bajas”, explican.


En cultivos de ciclo corto, como en melón, sandía, pepino y tomate los auxiliares consiguen hacer un buen control con menores dosis, ya que las condiciones ambientales favorecen el desarrollo de las poblaciones de enemigos naturales de forma rápida. Con un menor coste en control biológico conseguimos finalizar un cultivo protegido contra las plagas, asegurando un inicio de la siguiente campaña con menos problemas causados por las plagas.


Agrobío presenta novedades en calabacín. El equipo de desarrollo técnico junto al departamento de investigación prepara el protocolo para que el control biológico en calabacín sea también una realidad. “Estamos trabajando en sueltas de ácaros depredadores y otras combinaciones de productos de Agrobío para poder alcanzar el objetivo del control de mosca blanca y otras plagas con eficacia y sin temor al virus de Nueva Delhi”.


 

Temas relacionados
Agrobío Calabacín Apuestas Sandía

para ti

en destaque