Este profesor de FP de El Ejido puede convertirse en el mejor de España

Alberto Romero Moya, del IES Santo Domingo, entre los 10 finalistas de los premios Educa Abanca

Alberto Romero Moya, con su alumnado de FP del IES Santo Domingo de El Ejido.
Alberto Romero Moya, con su alumnado de FP del IES Santo Domingo de El Ejido. La Voz

Alberto Romero Moya, profesor de Formación Profesional (FP) en el Instituto Santo Domingo de El Ejido, puede convertirse en el mejor docente español del año. Los premios Educa Abanca. Mejor Docente de España, que se postulan como los 'Goya' de la educación, han publicado los listados con los diez finalistas de sus distintas categorías (Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato, Formación Profesional y Universidad) y ahí figura este granadino de 35 años, natural de la localidad de Alhendín.


El próximo 10 de enero se publicarán las puntuaciones de cada uno de los finalistas, que permitirán proclamar al Mejor Docente de España 2020. También se premiará al ganador de cada categoría, que recibirá un premio de 1000 euros. 


Los galardones se otorgarán durante una gala que se celebrará el sábado 27 de febrero en el Auditorio de Abanca, en Santiago de Compostela, con presencia de autoridades del ámbito educativo, empresarial y político.



De la alegría a la emoción

Alberto Romero no es el único docente de Almería que llega a esta ronda final. También lo ha hecho Diana Jiménez Rodríguez, profesora de la Universidad de Almería. Por el camino se ha quedado Aurora Soto Díaz, que sí figuraba en el primer listado, de 137 candidatos, hecho público por la organización en octubre.



"Tal y como publiqué en mis redes sociales cuando conocí la noticia, mi estado fue cambiando desde que descubrí durante el verano que me habían propuesto para los Premios Educa Abanca, pasando de la alegría a una emoción muy importante y ahora un agradecimiento infinito por este reconocimiento por mi trabajo diario en el aula", cuenta en conversación con LA VOZ Romero Moya, que se define como un "firme defensor de la Formación Profesional" tanto como "enseñanza de primera opción" como si se elige en los ciclos formativos de Grado Medio o Grado Superior.


Jefe de estudios adjunto en el IES Santo Domingo, este enfermero ejerce desde el curso 2007/08 como Profesor Técnico de FP de la especialidad de Procedimientos Sanitarios y Asistenciales. Y en el presente curso imparte los módulos de Intervención Bucodental, Primeros Auxilios y Horas de Libre Configuración en el Ciclo Formativo de Grado Superior en Higiene Bucodental en la modalidad Dual.


"Desde los centros educativos formamos a profesionales que ocupan la mayoría de los puestos laborales de los que la población hacemos uso: peluquería, sanidad, mecánica, informática, hostelería, administración… haciendo uso siempre del #SoyDeFP", expone orgulloso.


Otra educación es posible

En su opinión, desde los centros educativos se puede conseguir que el alumnado adquiera competencias "de una forma diferente". "Esto no quiere decir que debamos desterrar las clases magistrales de toda la vida, pero tenemos que ser conscientes que la educación ha cambiado", asegura.


Consciente de que no se puede perder de vista que en todo el proceso de enseñanza-aprendizaje "el verdadero protagonista es el alumnado", apuesta por ayudarse de "metodologías activas" que logren que su aprendizaje "sea más significativo".


"Por suerte, cada vez son más los docentes de Formación Profesional que las incluyen en su práctica docente diaria", señala Romero, en Almería desde 2008 y asentado en El Ejido desde hace dos años tras trabajar en centros de la capital y Adra. 


Los alumnos proponen

Los premios Educa Abanca, que se celebran por cuarto año, pretenden encontrar al mejor docente de España en todas las etapas educativas, desde infantil hasta la universidad, así como en cualquier centro educativo de enseñanzas regladas, ya sea privado, público o concertado.


Según su web, buscan "realzar socialmente" la figura del "buen docente", su "implicación" en el proceso de enseñanza de su alumnado así como su "importancia" para la sociedad. Y una de las peculiaridades de estas distinciones, en las que se valora la calidad docente, la praxis, el trato con el alumnado y la preocupación de los profesores por el futuro de sus pupilos, es que los aspirantes no se pueden presentar de forma individual sino que tienen que ser los propios alumnos los que los propongan.


"Sólo me queda agradecer al alumnado que ha hecho que me encuentre dentro de esa lista, pero a su vez a todo el alumnado que he tenido a lo largo de mi trayectoria profesional, porque gracias a ellas y ellos soy el docente que soy, en el camino de la Formación Profesional visible", concluye Alberto Romero, máster en Investigación y Evaluación Didáctica para el desarrollo profesional docente por la Universidad de Almería y máster en Educación Especial por la Universidad de Huelva.

 

Temas relacionados
Premios Educación Formación Profesional El Ejido

para ti

en destaque