Elena Mateo, segunda en el Concurso Nacional de Repertorio Orquestal de EEUU

La fagotista ha conquistado otros premios y pertenece a una familia muy vinculada a la música

Elena Mateo estudia música en EEUU y acaba de cosechar un nuevo premio.
Elena Mateo estudia música en EEUU y acaba de cosechar un nuevo premio. La Voz

El mundo de la música no ha salido indemne de la crisis del coronavirus. La imposibilidad de celebrar conciertos con aforo completo, y en algunos casos también en versión reducida, ha afectado al sueño de muchos jóvenes músicos, cuya máxima aspiración es tocar en una gran orquesta.

Con el propósito de compensar esta situación, hace unos meses surgió la idea de poner en marcha un concurso en el que jóvenes músicos tuvieran la oportunidad de poder enfrentarse a una situación similar a la de una audición de orquesta. Los encargados de poner en pie el proyecto han sido la profesora de la Universidad de Florida Yoon Jo Hwang y un grupo de fagotistas de gran reconocimiento, entre los que figuran solistas de la Filarmónica de Los Ángeles y de la Filarmónica de Nueva York.


El certamen acaba de celebrarse en Estados Unidos con el nombre de Concurso Nacional de Repertorio Orquestal y la fagotista almeriense Elena Mateo ha quedado en segunda posición. Aparte de haber ganado otros premios, la intérprete es conocida por pertenecer a una familia vinculada a la cultura con su padre, José Mateo, que es director de la Banda de Música de Níjar y profesor del Conservatorio, su madre Ángeles Sáez, que es bailarina, y su hermana Cristina, que clarinetista.


Si el método de selección de cualquier orquesta profesional es a través de una audición en la que suele haber entre tres y cuatro rondas que requieren que los participantes se muevan por un territorio, la crisis sanitaria ha obligado a que el concurso quede en tres rondas: la primera basada en el currículum de los participantes de cara a llevar a cabo una selección y la segunda y tercera a través de un vídeo en el que debían de interpretar una serie de obras y solos orquestales sin cortes ni edición para hacer la experiencia lo más real posible.





Así las cosas, la segunda ronda fue de solos estándar de alta dificultad. Mientras, la final consistió en interpretar diferentes obras de una lista más amplia y difícil que la de la semifinal, igualmente por vídeo, sin cortes ni edición. "Realmente, las audiciones para orquesta conllevan una concentración y preparación extrema, ya que solo tienes una oportunidad de tocar un solo de menos de quince segundos, perfectamente interpretado, uno detrás de otro sin paradas ni descansos. Normalmente la preparación suele durar entre cuatro y diez meses para poder tocar una lista interminable de solos, que todos juntos no suelen superar más de quince o veinte minutos", explica Elena Mateo a LA VOZ.

"Bastante intensa"
La experiencia de la joven almeriense a su paso por el Concurso Nacional de Repertorio Orquestal ha sido bastante intensa, ya que nunca había tocado ningún solo hasta que se enteró de este concurso. "Cuando me enteré de que esta oportunidad se me podía dar, se la planteé a mi profesor Richard Beene, quien siempre me ha apoyado en cada decisión que pudiera aportar beneficios a mi carrera; en cuanto se lo conté, me dijo: 'Elena, ¡tienes que hacer este concurso!", recuerda.



Mateo no tuvo mucho tiempo de preparación y, al mismo tiempo, tuvo que compaginarla con su rutina como estudiante online en Los Ángeles, pero desde España. "Cuando pasé a la final, y vi los nombres del resto de los finalistas, pensaba que era casi imposible poder tener un puesto en el pódium, ya que muchos de ellos eran ya fagotistas profesionales y fagotistas en algunas orquestas de Estados Unidos, con experiencia en repertorio orquestal", desvela.

Durante la entrega de premios, el jurado desveló que su método de valoración fue simplemente como si estuvieran en una audición en vivo, utilizando los mismo requisitos. Estaba compuesto por el fagot solista de la Filarmónica de Los Ángeles, la fagotista solista de la Filarmónica de Nueva York, el fagotista principal de la orquesta de la Ópera y Ballet de San Francisco, la profesora de Fagot de la Universidad de Texas y el profesor de Fagot de la Universidad de Colorado. "Al final de la ceremonia, celebraba el pasado jueves 10 de diciembre, tuve la noticia que había conseguido el segundo premio", expresa.

 

Temas relacionados
Música Cultura Mujer Níjar Concursos

para ti

en destaque