Crónicas del ayer: Un KO que pudo evitarse

La trágica muerte en el ring del boxeador almeriense Juan Jesús Rubio Melero

El boxeador almeriense Juan Jesús Rubio Melero.
El boxeador almeriense Juan Jesús Rubio Melero. La Voz
José Ángel Pérez
20:26 • 22 nov. 2022

El 22 de febrero de 197 se produjo la trágica muerte en el ring del boxeador almeriense Juan Jesús Rubio Melero, fallecido tras permanecer cinco días en coma profundo a consecuencia de las lesiones sufridas durante su combate con el púgil canario Francis Rodríguez celebrado en el Palacio de los Deportes de Madrid. Al púgil almeriense noqueado en la velada se le practicó entre la vida y la muerte una compleja operación donde se le extrajo parte del tejido cerebral dañado. Las lesiones eran irreversibles y no se pudo salvar su vida.


Juan Rubio Melero pertenecía a una familia modesta y sus tres hermanos estaban vinculados al boxeo. Tenía solo veintitrés años y buscaba en el boxeo mejorar su vida económica. A la sombra de Rodríguez o Barrilado, habían surgido grandes púgiles como Alcalá o García I. Rubio Melero se hizo un hueco en el mundillo boxístico de la ciudad.


Su continua progresión le llevó a disputar la final del Campeonato de España de aficionados y formar parte de la selección nacional. Cuando se presentó en Madrid militaba en el peso medio y estaba en el campo profesional logrando seis victorias y una sola derrota. Esa noche aciaga se enfrentaba a Francis, un boxeador canario campeón de España y con mas experiencia.



Juan Rubio no estuvo a su altura sin llegar a coger nunca el sitio y los golpes del campeón le demolieron. El arbitro de la pela y “Búfalo” manager del boxeador no interrumpieron a tiempo la pelea.


En el séptimo asalto -a uno para el final del combate- y cuando ya había sido contado una vez por caída, Francis le alcanzó con un golpe fortísimo, que Juan Rubio encajó ya inconsciente.



La gravedad de la lesión puso al descubierto la falta de material sanitario del Palacio de los Deporte. Ni oxígeno, ni medicamentos elementales para reanimación, ni ambulancia. Durante más de veinte minutos se tuvo que esperar a que llegara una ambulancia de la Cruz Roja para trasladar al púgil a un centro sanitario donde pudiese ser atendido.


La duda siempre la tuvo la familia. El trágico desenlace provocó que Francis, su rival, anunciara dejar el boxeo. "Búfalo", el manager, del malogrado púgil, sufrió un duro golpe y Roberto Duque, presidente de la Federación Española de Boxeo, culpó veladamente al árbitro por no parar el combate



La familia estaba totalmente rota. «La tragedia de mi hijo se podía haber evitado. Yo no sé como fue, porque no estuve allí. Pero me han escrito cartas, y la madre del jefe de protocolo de Pío Cabanillas, que vio la pelea en primera fila, me dijo que fue un crimen»


Referente a la cantidad que le dieron por la trágica pelea, declaró: «A mi mujer le dieron 60.000 pesetas con engaños”. Almería vivió intensamente la tragedia del boxeador y fueron miles los almerienses asistieron a su funeral en la parroquia del Puche.


Temas relacionados

para ti

en destaque