Los drones de la DGT que te multan por usar el móvil o no llevar el cinturón

11 drones que vigilan el tráfico de las principales vías, recoge ‘El Economista’

Dron utilizado por la Dirección General de Tráfico.
Dron utilizado por la Dirección General de Tráfico. Europa Press

Los drones llegaron a la Dirección General de Tráfico (DGT) en 2019. Una innovación tecnológica que buscaba, en primer lugar, controlar y vigilar el tráfico. Pero ahora también están capacitados para poner multas, ya que su capacidad óptica permite captar infracciones en el interior del coche como son hablar por el móvil o no llevar el cinturón puesto, recoge 'El Economista'.


Fue en la Semana Santa de 2019 cuando la DGT comenzó a utilizar su equipo de ocho drones. Una implantación que sirvió para vigilar todas las carreteras españolas, principalmente las convencionales, y transmitir imágenes al centro de gestión de este organismo.


Estos drones permiten grabar a grandes distancias y transmitir imágenes del estado de la circulación de las carreteras. Lo cierto es que la red de carreteras en nuestro país es muy extensa, unos 160.000 kilómetros, y estos dispositivos proporcionan a los agentes de la DGT una gran versatilidad en el control y la monitorización del tráfico.



Así, en operaciones salida estos artilugios sirven para dar información de puntos conflictivos en los que no estén instaladas cámaras fijas. Una vigilancia que la consiguen con gran discreción porque pueden alcanzar una altura de hasta 120 metros. 


Además de estos ocho, la DGT cuenta actualmente con tres drones más que están capacitados para denunciar infracciones. Certificados por el Centro Español de Metrología, la organización está en proceso de licitación de la adquisición de otras veinte unidades que una vez suministradas y certificadas se incorporarán a las labores de vigilancia y control del tráfico.



Estos drones comenzaron a multar en el verano de 2019. A pesar de que la DGT informa de que se utilizan para la protección de usuarios vulnerables, en particular ciclistas, motociclistas y peatones; una de sus funciones principales es vigilar las distracciones al volante, que son la principal causa de accidentes mortales. Su gran capacidad óptica permite captar y fotografiar a conductores que puedan estar hablando por el móvil o vayan sin cinturón.


La infracción captada por drones podrá ser notificada en el acto por un agente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil o ser tramitada posteriormente por las autoridades competentes y todas ellas dispondrán del fotograma correspondiente.

 

Temas relacionados
Tráfico DGT Carreteras

para ti

en destaque