Vaya patata

Uno de los fichajes más caros de la historia

Appiah con Mohamed El Assy.
Appiah con Mohamed El Assy. UD Almería
Tony Fernández
07:18 • 07 dic. 2022 / actualizado a las 08:04 • 07 dic. 2022

La opinión del día: Una, dos y tres: pa ta ta. No queda otra al director único del Almería. Tiene que gestionar la devolución de uno de los fichajes más caros de la historia del club pero no hagamos cuentas ni miremos hacia atrás y vamos al presente.


El Tenerife quiere devolver al Almería el jugador cedido que no termina de explotar y llegó con Turki a la entidad rojiblanca. Nacido en Holanda con nacionalidad inglesa e internacional por este país, llegó con 18 años y a los 21 no ha evolucionado.


Corrieron ríos de tinta sobre su fichaje por un Segunda División de España cuando tenía a varios clubes grandes de la Premier detrás. Se hablaron maravillas de sus capacidades y de sus velocidades pero no hay manera.



Un pastón

El Almería no se puede desprender del jugador y venderlo a precio de saldo porque casi se gastó 10 millones en su fichaje y Turki no regala nada. El jugador ha tenido su oportunidad en Segunda y cedido al Lugo no brilló en su segunda temporada. Del Tenerife es que no rasca bola.



No es una operación fácil para la dirección deportiva que tiene una patata caliente en pleno mercado invernal porque pocos clubes pueden pagar lo que dice su cláusula y nos lo comeremos con patatas.



No tiene mercado



Los clubes ya tienen sus plantilla y sus gastos realizados para asimilar un futbolista de un perfil diferente en juego y economía. En España lo conocen y lo de salir fuera queda en manos del jugador.


Nadie duda de su velocidad y desborde pero es intermitente y se asocia poco con los compañeros. Su desconexión con el Almería ya dura tres temporada y no saben que hacer con él en el Almería.


Aquí no cabe

Si el Almería tenía poco con la tarea de colocar a sus jóvenes talentos que no han explotado en Primera, ahora llega Appiah 'devuelto' de un Segunda División y menuda pa ta ta caliente para el club.


Este mercado de invierno tiene una operación salida complicada y cara porque lo que pagó el Almería por Arvin Appiah nadie lo tiene con los bolsillos vacíos a estas alturas. No hay salida.


Si éramos pocos ahora se viene Appiah.


Éramos pocos y parió la abuela.


Temas relacionados

para ti

en destaque