Un mercado sin experimentos

Solo firmará si aporta plenas garantías para el equipo

Mohamed El Assy saludando a Lázaro Vinicius en el Mediterráneo.
Mohamed El Assy saludando a Lázaro Vinicius en el Mediterráneo. Juan Sánchez
Carlos Miralles
12:11 • 30 nov. 2022

De todo se aprende en la vida y de los errores, más. La UD Almería dejó atrás el varapalo de la Copa del Rey, disfrutó de las vacaciones y regresó al trabajo con la sensación de haber firmado una primera parte de temporada cerca del notable, ya que después de un septiembre de pesadilla, el equipo puede respirar algo más aliviado a cinco puntos de la zona de descenso. Y ojo a la vuelta liguera, que será el 30 de diciembre en el Nuevo Mirandilla contra el Cádiz, rival directísimo.


Fichajes
La ventaja del parón del Mundial para clubes como el Almería es que la dirección deportiva, en este caso los encargados Mohamed El Assy y Joao Gonçalves, pueden hablar reposadamente con Rubi y analizar qué necesita la plantilla para tener más garantías de éxito.


Las miradas apuntan al eje de la defensa, un centrocampista y un delantero. No se espera una gran revolución en el vestuario más allá de algunas salidas que se puedan producir en forma de cesiones porque son demasiados efectivos para una sola competición.



También podría llegar alguna oferta o que ciertos jugadores pidan salir. Un mes para que se abra el plazo de fichajes pero ya se está trabajando a pleno rendimiento en los despachos no solo del Mediterráneo, sino de todos los conjuntos de Primera División.


Lo que sí parece claro es que no se cometerán los errores de 2020 en el primer mercado invernal de la nueva propiedad rojiblanca.



Paciencia
Eran otros tiempos, categoría diferente. Hace dos años el Almería tiró la casa por la ventana en todos los sentidos y se equivocó. Emanuel, Guti, Silva y Gomes, cuatro entrenadores de golpe y ¡siete incorporaciones en el mercado de invierno¡, de las cuales muy pocas rindieron como se esperaba. Wilfrid Kaptoum (Real Betis), Fran Villalba (Birmingham), Iván Barbero (Osasuna), Enzo Zidane (Desportivo Aves), Francis Guerrero (Real Betis), David Costas (Celta de Vigo), y Antonio Sivera (Alavés).


Solo Villalba, que se mantendría en el campeonato siguiente, tuvo un rendimiento algo más acorde con lo que se esperaba en la directiva. Ya en 2021 hubo menos dependencia del mercado invernal y tampoco se logró el objetivo de ascender.



Acierto
José Gomes vio aterrizar a Ivanildo Fernandes, un central espigado que tuvo alguna gran actuación; el uruguayo Brian Rodríguez, al que le faltó regularidad pese a su enorme calidad; y un desconocido y casi inédito delantero Guilherme Schettine. Más error que acierto en estas decisiones.


Y el mejor ejemplo que tienen en el Almería no es de hace mucho. En enero de este mismo año solo reforzó la medular con la llegada de Íñigo Eguaras, que había cubierto un ciclo en el Real Zaragoza, y sí le salió bien a Rubi, tanto, que ha cumplido el sueño de jugar en Primera y además en varias ocasiones en el once inicial.


Dudas
El mercado para el Almería cambia un poco. No es un primer espada como ocurría en Segunda y juega con el riesgo de que algún club más poderoso se meta en alguna operación como en verano con Marchesín, que se fue al Celta. No habrá experimentos y solo se firmará si es de plenas garantías y puede ofrecer rendimiento inmediato al equipo. Habrá un mes de plazo, aunque todo se terminará resolviendo al final.


Temas relacionados

para ti

en destaque