El corazón almeriense de Darwin Núñez

El delantero apura las vacaciones en las playas de la provincia

Darwin Núñez con dos aficionadas este domingo en Agua Amarga.
Darwin Núñez con dos aficionadas este domingo en Agua Amarga. La Voz
Carlos Miralles 08:54 • 04 jul. 2022

Lo más complicado en el fútbol y en la vida no es llegar, sino mantenerse, y buena prueba de ello es Darwin Núñez. Ese delantero casi desconocido que firmó por la UD Almería en agosto de 2019 ahora es uno de los mejores futbolistas del continente y este verano ha cambiado el Benfica por el Liverpool para dar un paso más en su carrera deportiva.


El uruguayo apura los últimos días de vacaciones en casa, en Almería, con la familia, antes de poner rumbo a Inglaterra y empezar con la pretemporada. Pero hay detalles que no cuestan nada y hacen felices a muchas personas. Este domingo, Darwin estuvo en la playa de Agua Amarga y se hizo fotos con todos los aficionados que se acercaron a él. No olvida que Almería fue el club que le abrió la puerta de Europa y siempre se ha sentido querido por la hinchada rojiblanca.


Un rojiblanco más



Si ya en su etapa en el Mediterráneo dejó su sello de calidad, a nivel humano Darwin muestra que un futbolista puede ser estrella y a la vez tener los pies en la tierra. Una simple foto, un selfie, para los más jóvenes seguidores del Almería no le costó nada al uruguayo. Cabe recordar que vivió el último partido de Liga del equipo en su pelea por el ascenso y felicitó a la plantilla cuando en Leganés certificaba su aterrizaje en Primera División. Además, guarda una estrecha relación con la directiva del club.


Ya es su casa



La pareja de Darwin es de Almería y nada como pasar los últimos días de vacaciones en los parajes más espectaculares de la provincia, en este caso Agua Amarga, y recibir el cariño y el respeto de los aficionados rojiblancos. Un trozo en el corazón del atacante ya es almeriense para los restos. Esta ciudad le cambió la vida para siempre y todos los que le pidieron una foto en la playa tienen un tesoro, porque están con uno de los delanteros con más presente y futuro del balompié continental y posiblemente mundial.


El respeto y el cariño que le tiene Darwin a los almerienses se refleja en esta imagen. Los más pequeños ya tienen una imagen con su ídolo. Quién sabe si en un futuro volverá al Power Horse Mediterráneo.




Temas relacionados

para ti

en destaque