Adra

Un año buscando a Juan Andrés: “Necesito ayuda para encontrar a mi hijo”

La investigación sigue abierta pero en “punto muerto”, indica la familia

La madre de Juan Andrés Barranco.
La madre de Juan Andrés Barranco. La Voz

Se cumple un año desde que desapareció Juan Andrés Barranco y la familia sigue buscando pistas que puedan llevarlos hacia el paradero de este vecino del municipio almeriense de Adra.


Un año después la familia sigue pidiendo ayuda: “Necesito ayuda para encontrar a mi hijo porque no sé donde está y necesito encontrarlo”, relata su madre, Luisa Sánchez, quien está viviendo una situación muy dura por la desaparición de Juan Andrés.


La investigación sigue abierta, pero como relata su primo, Juan Jesús Fernández, está en un “punto muerto” debido que no hay “ninguna” novedad al respecto.



“Estamos abatidos y muy desanimados porque, después de un año sin ningún tipo de pista que te oriente si podemos iniciar la búsqueda en una zona concreta o hacia otro lado, seguimos estancados en un círculo en el que ya se ha batido una parte importante por la Guardia Civil y por efectivos de los cuerpos de seguridad”, indican. 


La familia sigue haciendo batidas de manera semanal, salvo en el periodo más duro por el confinamiento perimetral, pero durante el resto del tiempo no se ha parado. “Todos los sábados o domingos y algún día de entre semana de forma intermitente se sigue haciendo”, dice Fernández. 



Por ello siguen marcando en el mapa las zonas de difícil acceso y donde creen que pueden encontrar alguna pista aunque con “esta situación” tampoco pueden solicitar ayuda externa de cuerpos especializados o de las ONG, que también se han ofrecido a ayudarlos, pero no pueden movilizarlos.


La Navidad pasada fue “muy dura” para la familia del abderitano porque sus “pensamientos” estaban en Juan Andrés, y también porque no tienen “ningún tipo de pista de donde puede estar después de un año de incertidumbre, de salir a buscarlo y volver decepcionados sin pistas”. Hasta tal punto que su madre duerme en el sillón que tiene en su casa enfrente de la puerta pensando en que su hijo pueda volver a entrar por ella.


Hace un año

Fue una mañana de febrero cuando el abderitano salió de su casa y hasta día de hoy no ha vuelto. En el momento de la desaparición, Juan Andrés iría vestido con un pantalón negro y una chaqueta de cuero. Además es de complexión delgada, con ojos castaños, la cara de forma alargada y tiene tatuajes.


Según relata la familia, el último rastro que se tuvo de él fue en una zona de La Parra entre esta zona y el Cortijo del Manco. Hubo varias personas que lo vieron subiendo el cortijo y la última vez que se puede confirmar con certeza que le vieron fue muy cerca de La Parra.


Hay otro testimonio de una persona que lo ve más arriba, de camino hacia Turón, en esa misma madrugada, pero no se pudo confirmar porque “era de noche y estaba oscuro” aunque la persona que lo vio dice que coincide con las características pero “no le vio la cara”.


Además, en este tiempo la Guardia Civil también ha organizado dispositivos de búsqueda para localizar su paradero. Ha contado con la colaboración del 112 Andalucía, Policía Local o Protección Civil, entre otros.


En una ocasión se creía que podría estar en el Centro Comercial Gran Plaza de Roquetas, pero como confirmó la propia familia: “no era Juan Andrés, como se pudo comprobar con las cámaras de seguridad del centro comercial”.

 

Temas relacionados
Adra

para ti

en destaque