Parque Natural

La proliferación de motos acuáticas en la Isleta del Moro preocupa a los vecinos

Habrá más reivindicaciones hasta que se regule dicho tránsito y la convivencia en el pueblo

Los bañistas y vecinos de la Isleta del Moro están dando la voz de alarma ante los graves riesgos que conlleva la presencia y uso descontrolados de motos acuáticas que se concentran cada día en la zona.


A lo largo de la mañana de este domingo, desde bien temprano se han concentrado todos los vecinos para reivindicar el uso desproporcionado en la zona por parte de los vehículos acuáticos que cada día invaden la costa provocando aglomeraciones y ruidos que generan malestar entre los vecinos y por tanto entre los bañistas.


Según cuenta a LA VOZ, Juan José Hernández García vecino de la Isleta del Moro, entre 40 y 50 vehículos náuticos se concentran cada día en la playa de la Isleta del Moro, donde además, los practicantes de este deporte, exigen una rampa de varada hacia el mar para hacer más fácil botar sus motos o lanchas.


La regulación de la norma de navegación de las motos acuáticas refleja que en los tramos de costa que carezcan de zona de baño balizada queda prohibida la navegación de motos náuticas en la franja de mar contigua a la costa en una anchura de 200 metros, salvo para vararlas en las playas o salir al mar desde ellas. En estos casos, la moto se gobernará siguiendo una trayectoria perpendicular a la línea de costa y siempre a velocidad reducida que no superará los 3 nudos. El incumplimiento de estas normas de navegación y seguridad conlleva sanciones superiores a los 1.000 euros.



Las motos acuáticas y lanchas a menudo, navegan cerca de la orilla y entran o salen de la playa a grandes velocidades, con el consiguiente riesgo que supone para las personas que se encuentran en el agua, sobre todo para niños menores que se encuentran bañándose o jugando en el mar y que pueden ser golpeados o arrollados.


Juan José, además manifiesta que al terminar el día, en el remolque de los mismos se alteran varias disputas por las colas que se generan debido a que "todos quieren irse en el mismo momento y quieren ser los primeros en remolcar su moto o lancha". Los vecinos de la Isleta del moro están ya cansados de la misma historia cada día y pretenden seguir reivindicando el descanso del pueblo, si hiciera falta, con más concentraciones hasta que se regule una normalidad y un consenso entre todos. No piden que desaparezcan las lanchas o motos acuáticas pero si dar una tranquilidad al pueblo que cada día se ve alterado por la gran movilización que provoca la proliferación de las motos acuáticas.

 

Temas relacionados
Vecinos Motos

para ti

en destaque