Las mafias transportan a inmigrantes en ‘pateras taxi’ desde Argelia

La Guardia Civil detiene a 11 personas e incauta 9 embarcaciones en la ‘Operación Sidecar’

Fotografía de archivo de una embarcación con migrantes naufragando en su travesía a las costas españolas.
Fotografía de archivo de una embarcación con migrantes naufragando en su travesía a las costas españolas. Europa Press

En las costas de Almería existe una inmigración de pateras de goma raída, de lanchas desfondadas en alta mar, sobrecargadas. Una inmigración de rescates y naufragios, cocida a fuego lento en travesías de uno, dos, tres días, y culminada en la cubierta de una embarcación de Salvamento Marítimo o en los módulos de la Cruz Roja en el Muelle de Poniente.


Y existe también una inmigración de barcas de fibra, de semirrígidas, de vértigo a 40 nudos sobre la superficie del Mar de Alborán. Viajes de tres horas. Persecuciones policiales y desembarcos clandestinos en las calas de Cabo de Gata.


La Guardia Civil acaba de completar una importante investigación contra este segundo fenómeno, mucho más reciente y con connotaciones criminales distintas. Los agentes han arrestado a 11 personas acusadas de tejer una red de introducción de migrantes irregulares a través del litoral de Níjar, Mojácar y Carboneras.


La denominada Operación Sidecar aporta una novedad fundamental a las rutas del Levante. A saber, los traficantes de personas ofrecen por primera vez posibilidades de evitar los controles y tocar tierra. Para ello, los promotores utilizaban lanchas rápidas capaces de cubrir la travesía en pocas horas, siempre desde Argelia. Las ‘pateras taxi’ tienen como objetivo alcanzar suelo español y regresar vacías para volver a realizar otro trayecto similar




“La estructura de la organización es muy similar a la observada en ocasiones anteriores respecto a los grupos dedicados al tráfico de personas. Se trata de una red delictiva que, de manera organizada, introducía en España migrantes por vía marítima desde Orán (Argelia)”, señala la Comandancia de la Guardia Civil en Almería.
“La rama ubicada en Orán y localidades limítrofes captaba a individuos de nacionalidad argelina a los que ofrecían trasladar a España en pateras a cambio de una contraprestación económica”.


Los interesados debían pagar entre 2.000 y 2.500 euros por conseguir un hueco en la embarcación. La mayoría de los ocupantes eran ciudadanos argelinos, aunque también se han hallados algunos viajeros de origen marroquí y, por ejemplo, de Bangladesh.


La Operación Sidecar se gestó hace meses, aunque la fase de explotación se centró entre los días 1 y 3 de mayo. Entonces las mafias lanzaron varias lanchas rápidas con destino a la provincia de Almería.

Ruta de Orán

La Benemérita localizó hasta nueve embarcaciones, según informaron fuentes oficiales consultadas por LA VOZ DE ALMERÍA. “La organización desmantelada llegó a trasladar hasta España a 126 inmigrantes en solo dos días”.



Los detenidos son ocho argelinos y tres españoles. Estos últimos tenían un papel secundario en la trama y se les acusada de ofrecer cobertura en los desplazamientos en tierra a los inmigrantes irregulares.


La organización ofrecía un servicio exprés desde Orán y municipios argelinos del entorno, un viaje hasta España y cierta logística en Almería. Los principales responsables de la recepción se habían instalado en el municipio de Carboneras. Desde allí se establecían dos rutas principales con traslados hacia Alicante y a la Estación Intermodal en Almería capital. En ambos casos el objetivo final estaba fuera de la provincia.

Dos antecedentes El método utilizado por las mafias se ha extendido en los últimos meses, aunque existen dos antecedentes cercanos. En junio del año pasado la Guardia Civil culminó en Almería la llamada Operación Celestina-Cerrojo con siete detenidos. Entonces la investigación concretó el traslado de, al menos, 79 inmigrantes irregulares desde Orán con un procedimiento similar.


Y, por otra parte, la UCRIF de la Policía Nacional y Europol anunciaron en febrero de este año la Operación Trópico con 26 detenidos participaban de un grupo organizado para la introducción de inmigrantes irregulares. Los agentes sospechas de la llegada de unos 850 argelinos por la ruta del Mar de Alborán y unos 50 marroquíes por el Estrecho de Gibraltar.


Los detenidos de la Operación Sidecar han pasado a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número Cuatro de Vera. La Guardia Civil ha intervenido las nueve embarcaciones que utilizaban (cuatro en alta mar y cinco en costa).

 

más leídas

últimas de Provincia

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería