Albox

Cuando ‘La Polla Records’ de Evaristo se escribió con tilde en su visita a Albox

El concierto del grupo vasco causó un revuelo sin precedentes que obligó a modificar su nombre

La Voz

El cantante del ya desaparecido grupo de punk-rock ‘La Polla Records’, Evaristo Páramos (Pontevedra, 1960) ha vuelto a convertirse en noticia estos días después de ser denunciado por la Guardia Civil el pasado viernes tras un concierto en Cádiz.


La identificación del exvocalista del mítico grupo de rock dio pie al enésimo debate sobre las consecuencias para la libertad de expresión de la Ley de Seguridad Ciudadana conocida como ‘ley mordaza’. Según fuentes de la Benemérita, fue denunciado por decir “policías, sois unos hijos de puta” sobre el escenario. Pero 33 años antes, Evaristo y su grupo ya pusieron patas arriba el pueblo de Albox creando una  polémica sin precedentes que enfrentó a los vecinos en torno a un detalle mucho menor que el de la ‘ley mordaza’: su nombre.


Escandalizados

“¿Qué se puede esperar de un grupo con semejante nombre?” declaraba pocos días antes del concierto programado para el 1 de noviembre de 1985 una mujer, escandalizada por la llegada de los vascos. El alarmismo llegó a tal punto que, como aún recuerdan en el pueblo, muchas vecinas “se persignaban cuando pasaban por delante de los carteles del concierto”.




Evaristo durante un concierto de  \'La Polla\'.
Evaristo durante un concierto de \'La Polla\'.La Voz

Ante el revuelo formado, la Comisión de Festejos decidió tirar por la tangente. Bolígrafo en mano, modificaron manualmente los programas salidos de la imprenta con un acento que, esperaban, cambiase todo. Uno a uno, colocaron en cada programa una tilde en el nombre del grupo, convirtiéndolo en ‘La Pollá Records’. Las explicaciones que el presidente de la comisión de festejos realizaba en una entrevista a este periódico días antes del concierto no dejaban ninguna duda de las intenciones de este movimiento. “Menos mal que me conoce todo el mundo en el pueblo; si yo lo único que pretendo es que la juventud se divierta. Además, no se llaman ‘La Polla’ sino ‘La Pollá’, con acento en la ‘a’, que en vasco quiere decir reunión o camada de pollos pequeños”, matizaba el conocido maestro y músico Francisco Redondo. El nombre no fue lo único que cambió en torno al polémico concierto. El lugar donde se celebró tampoco coincidió con el anunciado, puesto que su celebración estaba prevista nada menos que en la Plaza del Generalísimo.

Balance del concierto

Según recogía entonces el corresponsal de este periódico Torregrosa Carrillo, los jóvenes del pueblo se mostraron dispuestos a que el festival “se celebre a viento y marea, puesto que en algún momento se pensó incluso en suspenderlo por consejos llegados de las altas esferas locales”. Finalmente se celebró. Eso sí, tal y como también recogió el corresponsal, ante decenas de “puritanos” infiltrados entre los 2.000 asistentes esperando el “número” que habían propagado que sucedería. Se llevaron un buen chasco al quedarse sin un incidente que comentar y que les diera la razón.


“Pero claro, estos rockeros de ‘La Polla’ tienen mucho delito porque, además de hacer buena música y poner ‘de vuelta y media’ a ciertos políticos, todavía se atreven insolentemente, a cantar a la libertad en pleno siglo XX. Palabra, libertad, que suena a obsceno a cavernícolas del 23-F”, concluía Francisco Torregrosa en un artículo redondo que, quizás en pleno 2018, sonaría aún más reivindicativo que aquel 3 de noviembre de 1985.

 

Temas relacionados
Música Política Conciertos Albox Vecinos Ley

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque