Residencia de Mayores Emera Almería, un lugar para sentirse como en casa

Con tan solo dos meses de vida, el centro ofrece un trato totalmente personalizado

Algunas de las personas mayores del centro celebrando las Cruces de Mayo.
Algunas de las personas mayores del centro celebrando las Cruces de Mayo. La Voz

Ya han pasado dos meses desde la apertura de la nueva residencia Emera Almería, ubicada en la calle Fuente Victoria, 55-57, y todo el equipo profesional del centro se ha volcado, con mucha ilusión, en la acogida de sus primeros usuarios según el modelo de atención centrada en la persona propio de Emera.


Para acompañar a los residentes de la mejor manera posible en esa fase de adaptación a su nuevo entorno de vida, se ha hecho hincapié en las valoraciones iniciales llevadas a cabo por el equipo asistencial y social de la residencia. El departamento médico y de enfermería, fisioterapia, terapia ocupacional, la psicóloga, así como la trabajadora social han dado especial importancia al análisis de la situación sanitaria y funcional de cada persona mayor, así como a su historia de vida, sus gustos y preferencias para poder elaborar un plan de atención individualizado que se adecue a las necesidades y expectativas de cada uno. De esa manera, todos los cuidados se adaptan de forma continua y con mucho cariño a las demandas sociales, físicas y emocionales de todos los residentes.


Una residencia no es sólo proporcionar cuidados asistenciales profesionales y de calidad, sino también ofrecer un hogar, y es lo que se percibe al deambular por los salones y espacios comunes de Emera Almería. Esta percepción está reforzada por el cuidado que se da a la restauración, otro pilar esencial del modelo de atención de Emera. Los menús supervisados por el departamento médico de la residencia están integralmente elaborados en la cocina propia del centro.



Las actividades propuestas a los residentes tienen un papel igualmente clave para que su día a día sea agradable y entretenido, y para que se sientan totalmente integrados en su entorno social. Disfrutan de momentos de tertulias en el precioso jardín de la residencia y participan en talleres de todo tipo. Así, por ejemplo, despidieron el mes de abril y dieron la bienvenida al mes de mayo con la exaltación de la Santa Cruz. Expusieron la Cruz que elaboraron ellos mismos en el hall del edificio y lo celebraron con una comida especial. Además, el centro aprovecha los diferentes espacios destinados a terapias y rehabilitación, tanto para trabajar de forma grupal como en sesiones individualizadas. Para más información, su teléfono de contacto es 950 65 96 27.



 

Temas relacionados
Residencias de mayores Cruces de Mayo

para ti

en destaque