El Carmen busca local tras ser obligados a dejar el Puerto

El final de la concesión de la Sala Juan Goytisolo afecta a la formación musical cofrade

Uno de los últimos ensayos del Carmen en el Puerto, ya tras el confinamiento.
Uno de los últimos ensayos del Carmen en el Puerto, ya tras el confinamiento.

Hasta ahora, pasear por la zona baja de la Rambla Federico García Lorca, el Parque Nicolás Salmerón o los alrededores del Cable Inglés era una actividad con banda sonora propia a última hora de cada tarde: desde el Puerto llegaban sones cofrades originados por los ensayos de la Banda de Cornetas y Tambores del Carmen. Sin embargo, la música ha desaparecido.


Los miembros de la joven formación (que celebra este año su quinto aniversario) han tenido que recoger sus enseres y abandonar la Sala Cultural Juan Goytisolo en la que venían ensayando tradicionalmente. Solo la pandemia había hecho que los ensayos se desplazaran unos metros: tras el confinamiento, los músicos ensayaban en grupos reducidos, con la distancia necesaria y en el exterior de la Sala Juan Goytisolo, propiedad de la Junta de Andalucía.


Precisamente es la titularidad de esa sala la que ha terminado traduciéndose en el adiós del Carmen al Puerto. "Nos llegó un comunicado de la Junta de Andalucía diciéndonos que se acaba la concesión con la Autoridad Portuaria y que, además, la sala no reúne las condiciones necesarias contra el Covid-19", cuentan desde la banda. ¿Consecuencia? "Tenemos 24 horas para desalojarla".


Ahora, la banda se encuentra en pleno proceso de búsqueda de un nuevo hogar. Por ahora, los instrumentos, uniformes y enseres de la formación musical se encuentran en la casa de hermandad de la Santa Cena, "que ha querido ayudarnos", agradecen desde El Carmen.



Mientras tanto, el Ayuntamiento de Almería, a través del concejal de Cultura, Diego Cruz, habría mostrado su preocupación por la falta de sede de la banda y, tras mantener una reunión, se compromete a buscar una solución "y ubicarnos en otro lugar", aseguran fuentes de la banda.


La situación, a día de hoy, ha cambiado poco: "Dos semanas después, la sala sigue intacta, porque no la han desmontado", comentan desde la banda. 


Además, El Carmen ha solicitado una solución a la Autoridad Portuaria, pidiendo la cesión de alguna nave portuaria (cuya rehabilitación correría a cargo de la propia banda). Sin embargo, por ahora solo hay silencio administrativo.


Por ahora, la banda y sus miembros disfrutan de las vacaciones, aunque con la sombra de la incertidumbre sobre ellos: por ahora, no hay local de ensayo para el Carmen.


 

Temas relacionados
Música Parque Nicolás Salmerón Cultura Juan Goytisolo

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque