Cuevas del Almanzora disfrutará de un 2021 lleno de novedades

Las cofradias se preparan para ofrecer una Semana Santa inolvidable el próximo año

Balcón del Ayuntamiento cuevano decorado para la ocasión.
Balcón del Ayuntamiento cuevano decorado para la ocasión. La Voz

Este lunes el silencio fue mayor del acostumbrado en Cuevas del Almanzora. El confinamiento ha obligado a que en esta Semana Santa los cofrades y el importante patrimonio con el que cuentan las cofradías de este municipio no pueda salir a la calle. Por primera vez en años en un Lunes Santo, a los devotos cuevanos les sobró silencio y le faltó el sonido de los tambores y bombos que suelen acompañar ese día al Cristo del Perdón y la Caridad en la solemne y respetuosa procesión que protagoniza.


“Es una procesión de silencio en la que no llevamos ninguna banda de música, solo nuestros tambores y bombos”, explica la hermana mayor de la hermandad, Juana García, quien añade que “mientras realizan las paradas en las distintas estaciones, donde los vecinos leen los correspondientes pasajes”. La hermana mayor de esta cofradía detalla los pormenores de seta procesión con la plena confianza de que el próximo año cuevanos  visitantes volverán a disfrutar de esta imponente procesión. Para 2021, Juana García adelanta que terminarán de completar algunos detalles ornamentales en el trono para, posteriormente, llevar a cabo unas “pequeñas reformas” en la ermita del Calvario.


La cuevana es una de las Semanas de Pasión más espectaculares del Levante y de las que alberga más historia. Un ejemplo de esa historia el patrimonio de la Hermandad de la Virgen de las Angustias, el Paso Azul, al que ayer, Martes Santo, le habría llegado su turno. Como ejemplo de su historia sirva el origen de una de sus imágenes, El Calvario, que data del año 1920 aproximadamente. Auténtico patrimonio artístico y cultural con un siglo de historia. A esta imagen se le suman otras como la del Cristo de la Agonía. 


Historia y novedades
Por su parte, la propia cofradía ya aparecía “en escritos antiguos de 1850” según explica su hermano mayor, Andrés Vilar.  A la hora de hablar de novedades para este año pero que finalmente se podrán contemplar en 2021, el responsable de la hermandad explica que, tras inaugurar el pasado año su nueva Casa de la Hermandad, la hermandad se encuentra trabajando en la renovación “del paso del Cristo de la Agonía y de la Virgen del Primer Dolor” así como en “el vestuario completo del segundo paso, El Calvario”. Parte de esta renovación se está “confeccionando en los talleres de Fernández Frías en Málaga”, entre otras muchas mejoras. Cabe recordar que esta hermandad ya sabe lo que es innovar, ya que desde hace justo 25 años la Virgen de las Angustias es portada exclusivamente por mujeres.



Por otro lado, la Hermandad del Cristo Resucitado y la Soledad también aguardará a 2021 para mostrar sus novedades. “Este año teníamos como principal novedad e ilusión, además mantener que el trono del Resucitado lo portasen niños, que también portaran el de San Juan Evangelista repartidos por orden de edad. De 8 a 12 años en San Juan y de 12 a 14 años en el Jesús Resucitado” para “despertar la vocación”, destaca su hermano mayor, Agustín Caparrós. Una hermandad “modesta” pero que lleva a cabo una procesión llena de luz y juventud y que es clave para el futuro de la Semana Santa cuevana. A estos dos pasos se le une en la mañana del Domingo de Resurrección Nuestra Señora de la Soledad.


 

Temas relacionados
Música Lunes Santo Cuevas del Almanzora Cofradías Domingo de Resurrección Confinamiento Martes Santo Vecinos Patrimonio

para ti

en destaque