Lucainena de las Torres y su Vía Verde para ver el pueblo ‘más bonito’

Lucainena es uno de los pueblos \'más bonitos\' de España.
Lucainena es uno de los pueblos \'más bonitos\' de España. La Voz

Lucainena de las Torres, enclavado en la comarca almeriense de Filabres Alhamilla, está catalogado como uno de los pueblos más bonitos de España por sus muchos atractivos: su arquitectura blanca, su paisaje, naturaleza, su historia y monumentos. Sus calles de blanco y flores llenas de encanto, la magia del agua en el antiguo lavadero o en la Fuente de El Marchal, su iglesia del siglo XVIII, la vida del centenario algarrobo gigante que ha visto pasar distintas civilizaciones y la tranquilidad del día a día.


Eso es Lucainena de las Torres, y también es gastronomía única de platos antiguos y auténticos, turismo activo e historia, una historia marcada por la minería. Las antiguas instalaciones mineras explotadas desde 1893 hasta 1942 para extraer hierro transformaron este pueblo y han dejado un gran patrimonio hoy puesto en valor. Ahí están los hornos de calcinación, castilletes y planos inclinanados, la sede de la compañía minera, hoy colegio, la gran chimenea, la estación inicial, hoy punto de información turística, y, lo más importante, la antigua vía de ferrocarril, construida para llevar al mineral de hierro desde Lucainena hasta el cargadero de Agua Amarga en la costa, y que se ha convertido en Vía Verde.


La Vía Verde inauguró su primer tramo de cinco kilómetros el 13 de enero de 2010, aunque el objetivo es alcanzar los 36 kilómetros y poder llegar hasta Agua Amarga, en la costa. Actualmente cuenta ya con más de 15 kilómetros, hasta la zona conocida como Venta de El Pobre, en la intersección con la Autovía del Mediterráneo. Arranca en la antigua estación, donde se pueden contratar bicicletas o guías especializados y recorre un hermoso valle donde encontramos antiguos cortijos y huertas, norias y otros elementos etnográficos, almendros y olivos y vegetación típica de estas latitudes cercanas al desierto de Almería.


La Vía Verde permite gozar de la naturaleza.
La Vía Verde permite gozar de la naturaleza.La Voz


La vía 

Es un paseo agradable por la escasa pendiente para practicar cicloturismo o senderismo y es accesible para personas con movilidad reducida. La imponente montaña conocida como El Peñón, la imagen blanca de las calles y casas va dejando lugar, conforme avanzamos, a los montes y llanos, a las barriadas como Rambla Honda, antiguos cortijos, higueras y adelfas, norias y palmeras, ramblas y terraplenes y puentes impresionantes que nos descubren un paisaje único. En este recorrido encontramos un segundo tramo por asfalto hasta la barriada de Polopos, escenario cinematográfico destacado.


Es un paisaje de gran belleza, donde encontramos elementos de las antiguas instalaciones mineras de gran valor como un túnel excavado en la roca que nos lleva a un hermoso paraje de ramblas con agua y el impresionante Puente del Molinillo. Finalizado este tramo volvemos a retomar la tierra y la antigua vía férrea por el lateral de la rambla, descubrimos la llanura, que nos llevará hasta hasta la conocida como Venta de El Pobre, en la intersección con la Autovía del Mediterráneo, donde finaliza el término de Lucainena de las Torres y entran los municipios de Níjar y Carboneras, que desarrollarán el resto de la via verde hasta llegar a la Costa, en el cargadero de mineral de Agua Amarga.


La Vía Verde de Lucainena de las Torres ofrece múltiples posibilidades para practicar el turismo activo y de naturaleza y disfrutar del paisaje, de la historia y de la gastronomía en un entorno único, con la tranquilidad necesaria para descansar y los atractivos suficientes para vivir una experiencia única.

 

más leídas

últimas de Especial Fitur 2020

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería