Albert Rivera dimite como presidente de Ciudadanos

Primeras consecuencias en la formación naranja tras los resultados del 10N

Rivera, este domingo, tras conocerse los resultados.
Rivera, este domingo, tras conocerse los resultados.

Primeras consecuencias en la formación naranja.


Doce horas después de anunciar la reunión y un congreso extraordinario, Rivera se marcha tras reunirse con el Comité Ejecutivo del partido, según avanza la Cadena SER. El descalabro electoral de Ciudadanos, que se desplomó de los 57 escaños de abril a los 10 diputados en noviembre, llevaron al que es presidente del partido desde su nacimiento a anunciar una reunión de urgencia. Rivera salió en la noche del domingo ante los suyos asumiendo lo que calificó de "un mal resultado sin paliativos" y que en los proyectos colectivos uno "tiene que asumir que los éxitos son de todos y los fracasos suyos"; pero no alcaró si pensaba marcharse. Postergó la decisión tan solo unas horas y este lunes ha anunciado que deja su cargo al frente del partido.





El desplome de Ciudadanos le ha llevado a desaparecer en 11 comunidades. Si en abril el partido naranja solo se quedó sin representación en Euskadi, ahora ha desaparecido de Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, La Rioja y Murcia. Además ha perdido fuerza en Cataluña, allí donde nació, al pasar de 5 a 2 escaños y ha visto cómo el PSC se mantenía en el segundo puesto, solo por detrás de Esquerra, consolidado como la fuerza no independentista que más apoyos recibe.


Los malos datos habían vuelto a despertar las voces críticas en su partido, de donde acabaron marchándose hace unos meses varios pesos pesados por el paulatino acercamiento a Vox y los pactos alcanzados en ejecutivos autonómicos. Aunque en un tono que pretendía no incitar al combate directo, Francisco Igea, líder del partido en Castilla y León y miembro del Comité Ejecutivo nacional, señalaba esta mañana en Hoy por Hoy que él "asumiría sus responsabilidades" si se encontrara en el lugar de Rivera. También ha insistido en la necesidad de mirar al futuro y lograr un acuerdo para que el país no depende "de quienes quieren destruirlo". Igea decía que no pediría la cabeza de su líder, pero Rivera ha acabado entregándola.

 

Temas relacionados
Elecciones Rioja Vox Cadena SER

más leídas

últimas de Elecciones 10N

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería