“El problema es que nos vendan las sevillanas como algo de Almería”

Entrevista a Goyo Fernández, presidente de ‘Acción por Almería’

Gregorio Fernández, presidente de Acción por Almería.
Gregorio Fernández, presidente de Acción por Almería. M.C.

‘Goyo’ Fernández, licenciado en Filología Hispánica por la UAL y profesor de español en ACCEM, una ONG que trabaja con colectivos vulnerables, acaba de aterrizar a sus 32 años en la presidencia de Acción por Almería, que estos días ha reclamado una feria que defienda, ante todo, las tradiciones de la provincia.


Acción por Almería  ha criticado con dureza que en esta edición de la Feria vuelve a predominar la estética andaluza, el sevillaneo musical, los sombreros de ala plana y... los abanicos de lunares. Pero antes que nada, la asociación reclama que Almería sea reconocida como región. ¡Que tiemble Cataluña!


Hablando de Cataluña,¿ se sienten ustedes identificados con los sentimientos de los partidos independentistas?
Somos regionalistas, el regionalismo no es independentismo. No dudamos que formamos parte de España. Yo me siento español, aunque  es verdad que somos regionalistas, reivindicamos una comunidad autónoma uniprovincial.


Pero también realzan la idiosincrasia y la identidad de un pueblo. Un sentimiento que igualmente se refuerza  gracias a la amenaza de un ‘invasor exterior’, que en este caso es Sevilla en lugar de Madrid. ¿O no?
Sí, sentimos que estamos siendo un poco invadidos y que nuestra cultura se está viendo anulada.


Entonces, ¿compraría el slogan ‘Sevilla nos roba’ para su asociación ?
Podríamos decir que Sevilla nos menosprescia, o nos ignora. Pero para mí, Sevilla no es un enemigo, porque, como no me siento andaluz,  si la capital de Andalucía estuviese en Granada seguiría sin sentirme andaluz. Y si aquí invirtieran un montón de dinero y Almería no fuera la última a la que llega la autovía, la que tiene más barracones, tampoco me sentiría andaluz. Es un tema de identidad y de etnografía.


¿Piensa que hoy volvería a ganar el ‘no’ a Andalucía en un referéndum en la provincia?
Tras el Referéndum de la Autonomía se ninguneó la voluntad del pueblo almeriense.  Pero ahora no sé decir, hay mucha gente que ya se siente andaluza porque ha nacido con este mapa y no se lo plantea. Hay otros, como yo, a los que nos chirría,  y se preguntan qué hacemos aquí con esta gente. No sé que saldría, seguramente habría mucha abstención, como para casi todo.


¿Cree que en otras regiones el asunto de la autonomía se habría resuelto igual que en Andalucía?
En absoluto.  Los catalanes no habrían permitido que eso pasara. Aquí sí. Aquí hay una idiosincrasia del.. “¡pues bueno!”, de resignarse, de claudicar y dejar que hagan contigo lo que quieran. Es una trayectoria. Antes de que existiera la Junta, Almería y Teruel fueron las últimas provincias donde llegó el tren, Si nos vamos remontando, Almería siempre ha sido lo último de lo último.


¿No puede ser ésta otra explicación del rechazo a lo andaluz?
No creo que sea rechazo. El pueblo almeriense no se consideraba andaluz antes de que le lavaran el cerebro y lo metieran en el saco, pero con el paso de las generaciones, la gente se lo cree.


Y usted como filólogo, ¿cree que en el habla somos andaluces?
Para mí hay una especie de dialecto del sureste, que abarca Almería, Murcia, el sur de Alicante y el  noroeste de Granada. Tenemos un deje muy parecido en pronunciación y vocabulario.


Vamos, por lo que veo, usted no tiene un pelo de andaluz...
Nunca me he sentido andaluz.  Vale, en el sur de España no pronunciamos las eses, pero eso no  nos convierte en andaluces, como sucede en Orihuela, o Alicante. Un andaluz tiene un acento muy diferente al mío. Creo que eso tiene un trasfondo y un origen, y vamos escarcullando, como decimos aquí, y te das cuenta de que no solo es el acento, y que todo tiene un origen.


Bien, vayamos de feria. ¿Qué eliminaría si fuera concejal de fiestas?
Quitaría el concurso de vestidos de flamenca, que no entiendo por qué existe. Y cuando ponen esa música, esa sevillana con los pueblos de Almería con acento andaluz... cuando dicen Huésija a mi da mucha risa. Pero sobre todo pondría en valor lo propio, nuestro folclore.


Usted habla de las sevillanas como símbolo de la ‘invasión’ andaluza en la Feria. ¿Por qué no critica también que se baile rock, o reggaeton, un poner?
Eso no es criticable. Todo el mundo sabe que el rock no se ha inventado en la puerta de Purchena, y que el Reggaeton es del Caribe. El problema está cuando te venden algo, una moto, diciendo que es propio.


Vale, se lo compro, pero permítame que le transmita que su desaforada crítica a los abanicos de lunares me deja ojiplatico.
Es que parece que  todo lo que está relacionado con la feria se asocia con los lunares. Cuando pones un cartel de feria siempre hay lunares. Aquí, al final siempre ponen rojo y lunares, que es lo que intentan asociar a la feria, es decir, con un símbolo andaluz.

 

más leídas

últimas de Feria 2019

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería