Argelia amenaza con no enviar más gas a Almería si parte se deriva a Marruecos

El tubo que llega a El Alquián cubre ya una cuarta parte del consumo en España

El gasoducto de Orán-Almería fue inaugurado en 2011.
El gasoducto de Orán-Almería fue inaugurado en 2011.
Manuel León
22:56 • 27 abr. 2022

Esa obra de ingeniería que durante años se fue ejecutando en la costa de Almería, ese tubo que se fue depositando bajo el lecho marino uniendo dos continentes, es ahora una infraestructura crucial para que la factura eléctrica de los españoles no se haya disparado aún más de lo que lo ha hecho en los últimos meses.


El abastecimiento de gas argelino, vía playa de El Perdigal en El Alquián, hace que el sistema energético español tenga menos dependencia de otro gas licuado adquirido mediante flete metanero o llegado de  Francia o Noruega mediante la conexión por Los Pirineos. En la actualidad, los 8.000 millones de metros cúbicos de gas natural que llegan desde el gasoducto de Medgaz, empresa operadora controlada por el Estado argelino a través de Sonatrach y por la española Naturgy, supone  ya una cuarta parte de todo el que se consume en España, desde que fue abierto el grifo en 2011.


La dependencia del tubo almeriense es aún mayor si se tiene en cuenta que el pasado mes de noviembre expiró el contrato de suministro del gasoducto del Magreb que desembocaba en Algeciras, ya que Argelia cortó el flujo. Este tuvo fue inaugurado en 1996 y abastecía de 6.000 millones de metros cúbicos al año a España. Por ellos se ha activado el refuerzo de las obras de ampliación de Medgaz para llegar a transportar por el gasoducto que une Orán y El Perdigal hasta 10.000 millones de metros cúbicos.



El resto del abastecimiento se completa a través del gas licuado que traen los barcos procedentes de Nigeria, Estados Unidos, Rusia, Qatar, Guinea y Egipto. Por otra parte, Argelia amenaza con romper el contrato de gas si parte de lo que envía a España se deriva a Marruecos, informa Europa Press.


Argelia ha advertido al Gobierno de que romperá el contrato de suministro de gas a España si parte de lo que envía al país a través de Almería es derivado a otro destino, en referencia a Marruecos, en virtud del compromiso para ayudar al reino alauí a regasificar Gas Natural Licuado (GNL) y enviarlo de vuelta a territorio marroquí. La advertencia ha llegado por boca del ministro de Energía, Mohamed Arkab, quien ha recibido un correo electrónico de la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera  para informarle de que España va a proceder a autorizar el flujo inverso del Gasoducto del Magreb ahora cerrado.





Temas relacionados

para ti

en destaque