El auge de las reformas neutraliza la caída de la venta de viviendas en Almería

Las chapuzas hogareñas crecen hasta un 30% en la provincia

Reforma de una casa en el centro histórico de Almería.
Reforma de una casa en el centro histórico de Almería.

La compraventa de viviendas en la provincia registró una cifra de 9.659 transacciones en 2020, lo que ha supuesta un desplome del 10% con respecto al año anterior. Sin embargo, si los promotores y comercializadores inmobiliarios han sufrido este enfriamiento del mercado en este tiempo de pandemia, otro segmento de profesionales han salido reforzados. 


Se trata del negocio satélite de las reformas, que  está disfrutando en este tiempo de confinamiento de una fortaleza que no se ha visto empañada por la debilidad económica provocada por la pandemia. Un informe de la Confederación España de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción  otorga a la provincia de Almería un repunte del 30% en este segmento durante el año 2020. Y las previsiones en 2021 son las de seguir creciendo.


Ruido de taladros, botes de pintura, albañiles y carpintero entrando y saliendo de los hogares, ha sido parte del paisaje doméstico de estos últimos meses. Como si la tregua provocada por la covid hubiera encendido la necesidad de hacer cambios en la casa, ante la esquiva coyuntura para comprar una nueva.



Así lo confirma José Luis Muñoz, presidente de los promotores y contratistas de Asempal, quien constata esta tendencia. “Los propietarios de una vivienda han recurrido a hacer obras parciales porque implica menos riesgo que compra una casa nueva, por eso se está construyendo ahora muy poco, pero la gente cambia cocinas y baños y está notando mucho”, indica Muñoz.


Las rehabilitaciones, reformas y reparaciones no solo afectan a la vivienda doméstica. También afecta a hoteles, bares y restaurantes, que han aprovechado los periodos de cierre forzosa para poner a punto los edificios. En El Toyo, por ejemplo varios hoteles están reformando sus instalaciones, donde se suelen ver estas semanas collas de albañiles y de pintores.



Firmas comerciales en Almería como Bricomart, Leroy Merlín o Zitro, en los periodos que han podido abrir, han aprovechado bien esta pequeña fiebre de la chapuza hogareña.


Andrés Valero, de Pinturas Andrés Valero, con tiendas mayoristas en varios puntos de la provincia, confirma este repunte que ha servido para mantener la actividad comercial.

 

Temas relacionados
Construcción Crisis económica

para ti

en destaque