Las farmacias asumen el precio de los test de antígenos “por vocación sanitaria”

La UCAUCE acepta la bajada de precio aunque podría bajar más como en otros países vecinos

El nuevo precio de los test de antígenos entrará en vigor este sábado.
El nuevo precio de los test de antígenos entrará en vigor este sábado. La Voz
Nazaret García 21:03 • 13 ene. 2022

Después de la Navidad, al fin han fijado el precio de los test de antígenos en las farmacias, que costarán un máximo de 2,94 euros en España y entrará en vigor este sábado. Este será el precio que ha fijado la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos (CIPM), trasladando el Colegio de Farmacéuticos que asumirán el precio "por responsabilidad y por la vocación sanitaria". 


El Consejo General de Farmacéuticos y la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar) han manifestado al Gobierno de España que su compromiso es "seguir trabajando para facilitar a todos los ciudadanos la accesibilidad a los tests de antígenos a través de las farmacias". 


Sin embargo, desde el Consejo General de Farmacéuticos han explicado que ahora tendrán que dispensar estos productos por debajo de su precio de coste: "Asumimos el precio fijado por responsabilidad y por la vocación sanitaria y de servicio que nos ha guiado siempre y que hemos demostrado de forma muy contundente en estos dos años de pandemia", ha manifestado en consonancia con su homólogo del Consejo General, Jesús Aguilar, la presidenta del Colegio de Farmacéuticos de Almería, Gema Martínez Soler.




Desde el Consejo General y Fedifar han recordado que la profesión farmacéutica es una profesión sanitaria: "Somos sanitarios y, como tales, lo primero para nosotros son los pacientes y los ciudadanos, por encima de cualquier otro elemento".



En esta línea, la presidenta de Fedifar, Matilde Sánchez, ha trasladado que "si en este momento complicado se solicita a las empresas de distribución farmacéutica realizar un esfuerzo más en nuestro compromiso con los ciudadanos, lo asumimos”.


A pesar de todo, ambas organizaciones han afirmado que para ellos "los intereses mercantiles no tienen cabida si hablamos de una herramienta esencial en la lucha contra la pandemia”, haciendo hincapié en que entienden los tests de antígenos como un bien sanitario de primera necesidad que requiere de garantías y controles sanitarios, como se está haciendo en España a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).



La presidenta de Fedifar ha resaltado que desde las distribuidoras se ha hecho un esfuerzo máximo para que se pudiera atender el aumento de la demanda en España: “Se multiplicó exponencialmente la demanda de test y el mercado se tensionó. Gracias a la labor de la distribución farmacéutica se ha podido normalizar el suministro”.


¿Accesibles, baratos y tarde?

Mientras que en España la regulación del precio de los tests de antígenos ha llegado tarde, especialmente si responsabilizas a cada español y española de su propia salud en lo que refiere al Covid-19. 


Mientras que España ha vendido test de antígenos entre 5 y 12 euros y la venta es exclusivamente en farmacias, países como Francia los ha vendido a 2 euros en farmacias y supermercados; al igual que Portugal con un precio de 2,94 euros; Alemania ha fijado el precio a 2,80 euros aunque no ha sido necesario regular el precio por parte del Gobierno alemán; e Italia los vende entre 5 y 12 euros. 


El presidente de la Unión de Consumidores de Almería (UCAUCE), Jose Antonio Díaz Roda, ha explicado que "ya es un logro reducir más de la mitad de lo que estaba, esto no es un capricho, es imprescindible para favorecer tanto el ámbito personal como el social".


Por otro lado, también ha resaltado la incógnita de por qué la venta de tests de antígenos en España son únicamente en farmacias: "podría venderse también en otros sitios, en otros países se hace, y aquí se limita al monopolio de las farmacias, no tiene mucho sentido".


Otra de las reflexiones sería quién realmente se puede permitir un control férreo de la posible infección. Posiblemente muchas personas no se lo han podido permitir a ese precio. A eso, Díaz Roda ha reflexionado sobre "por qué no a las personas que tienen medicinas gratis, se les proporciona; o al menos una cantidad al mes a cada ciudadano. De esta manera se limita que puedan controlar la enfermedad"


"Hay que reconocer que ha bajado, pero podría bajar más. No hay que olvidar que la industria farmacéutica es un negocio, si hacen una inversión, quieren recibir más. Tener pérdidas o adquirir el precio de costo, no va con ellos. Aunque no debemos olvidar que las farmacias son intermediarios, hay que ir a la raíz", ha trasladado Díaz Roda. 


Temas relacionados

para ti

en destaque