Estados Unidos compra todo el ‘stock’ de remdesivir, el antiviral para tratar la

Compra todas las existencias y deja sin suministros al resto de países durante al menos 3 meses

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos.

La Administración de Donald Trump, presidente de EEUU, se ha hecho con más de 500.000 dosis de remdesivir de Gilead, que representan toda la producción de julio, y el 90% de agosto y septiembre, tras agotarse las primeras 140.000 dosis en ensayos, según ha informao The Guardian y recogido Business Insider.


"Tienen acceso a la mayor parte del suministro de medicamentos [de remdesivir], por lo que no hay nada para Europa", ha contado a The Guardian el doctor Andrew Hill, investigador interino de la Universidad de Liverpool.


En un estudio publicado en New England Journal of Medicine, el remdesivir disminuye la media de recuperación de 11 días frente a los 15 días de los pacientes que recibieron un tratamiento placebo. Y, tras haber sido aprobado por la Agencia Europea del Medicamento (EME), ha fijado su precio para la sanidad pública en unos 348 euros al cambio por dosis, lo que se traducirían en unos 2.092 euros de 5 días de tratamiento. 


Estados Unidos, apunta el medio, ha pagado cerca de 3.200 dólares -más de 2.800 euros al cambio- por tratamientos de 6 dosis, ascendiendo a un total de más de 500.000. 



"El presidente Trump ha llegado a un acuerdo increíble para garantizar que los estadounidenses tengan acceso al primer tratamiento terapéutico autorizado para Covid-19. (...) En la medida de lo posible, queremos asegurarnos de que cualquier paciente estadounidense que necesite remdesivir disponga de él. La administración Trump está haciendo todo lo que está a nuestro alcance para aprender más sobre las terapias que salvan vidas para Covid-19 y asegurar el acceso a estas opciones para el pueblo estadounidense", ha reconocido el secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, recoge el medio.


Esto ha desatado las alarmas en torno al éxito de una vacuna -que costará unos 1.800 millones de euros- y las intenciones de Estados Unidos de abarcar todos los resultados disponibles. En un principio, los grandes fabricantes se reservan viales y capacidad para la primera que anuncie su eficacia, y varias farmacéuticas han destinado esfuerzos a su futura fabricación, como la española Reig Jofre que planea producir 700 millones de dosis de vacuna contra Covid-19 en Barcelona. 


Asimismo, expertos y altos cargos frente a este hecho, señalan que Estados Unidos debería tener accesos prioritarios porque está invirtiendo en ello. "El Gobierno de los EEUU tiene derecho al pedido anticipado más grande porque está invertido en asumir el riesgo", sostuvo con anterioridad Paul Hudson, CEO del fabricante francés Sanofi, que más tarde tuvo que retractarse. Mientras el doctor Hill augura que estas acciones de EEUU no son más que una prueba de lo que está por venir cuando esté la prometedora vacuna. 


De momento, el remdesivir es uno de los tratamientos que más pueden ayudar a la recuperación y ahorro en coste de hospitales de los casos reportados. Y está patentado por Gilead, por lo que ninguna otra compañía puede producirlo. Sin embargo, hay estudios que auguran que no es suficiente para tratar el COVID-19. 


"Dada la alta mortalidad a pesar del uso de remdesivir, está claro que el tratamiento con un medicamento antiviral solo probablemente no sea suficiente", apuntan los autores del estudio publicado en New England Journal of Medicine.

 

Temas relacionados
Hospital Torrecárdenas Salud Vacuna del Coronavirus

para ti

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

en destaque