El PSOE gana, el PP se desploma y Ciudadanos puede tener la llave

La suma de izquierdas supera a la de derechas pero sin una opción clara de gobernabilidad

Pedro Sánchez en la puerta de la sede socialista en Madrid.
Pedro Sánchez en la puerta de la sede socialista en Madrid. La Voz

Los españoles dieron ayer en las urnas una clara victoria al PSOE de Pedro Sánchez -que crece de 85 a 121 diputados y siete puntos hasta situarse en el 29%- pero no tan rotunda como para mostrar un camino llano hacia la gobernabilidad. 


El bloque de las izquierdas representado por los socialistas y Unidas Podemos con sus confluencias (35 más siete, un total de 42 escaños, bastantes menos de los 71 de las anteriores elecciones) es en conjunto mayoritario. Suma 164 escaños, a doce de la mayoría absoluta del Parlamento, lo que obligará a Sánchez a buscar otras alianzas para ser investido presidente del Gobierno. Y esos otros posibles apoyos solo puede encontrarlos o en Ciudadanos  (58 escaños) o en los partidos nacionalistas catalanes y vascos. 


La opción más evidente sería la de la formación de Albert Rivera, con la que el el PSOE sobrepasaría la mayoría absoluta, si no fuera porque el líder naranja ha pasado la campaña descartando esta posibilidad. Pero, de no cambiar de postura, tampoco va a poder Rivera barajar la opción de  situarse en un gobierno de fuerzas de derechas (siguiendo el modelo andaluz), porque este bloque, en conjunto, se ha quedado muy por debajo de las expectativas y de la mayoría absoluta. 


El motivo ha sido la incuestionable derrota del Partido Popular de Pablo Casado, que se ha quedado en 66 diputados, menos de la mitad de los que obtuvo en el año 2016. La formación del bipartidismo que en las dos últimas legislatura ha sido hegemónica sufre un varapalo sin precedentes, el peor resultado de su historia. Con estas cifras, Ciudadanos se sitúa en posición de disputar el liderazgo de la derecha al PP. 


Pero es que tampoco Vox, pese a irrumpir en el Parlamento español con un número no desdeñable de escaños (24), ha cumplido las expectativas que varios sondeos le atribuían. La formación de extrema derecha liderada por Santiago Abascal ha conseguido en su primera incursión en unas elecciones nacionales el apoyo de 2,5 millones de españoles (un 10% del electorado), aunque no tendrá ninguna fuerza para ser determinante como podría haber ocurrido si el bloque de derechas hubiera obtenido una mejor suma de resultados. 


Por parte de los nacionalistas, las dos fuerzas más radicales, la catalana Esquerra Republicana (15 diputados) y la vasca Bildu (5)  suben en escaños. También lo hace el PNV (6), aunque solo gana uno mientras JxCat consigue siete.  


 

más leídas

últimas de Actualidad

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.