El perfil de Ramón Fernández-Pacheco, el nuevo portavoz de la Junta

Crónica de la carrera meteórica de un alcalde de Almería a los dos meses de llegar a San Telmo

Imagen reciente de Fernández-Pacheco, en su cuenta de Facebook, celebrando en familia su 39 cumpleaños.
Imagen reciente de Fernández-Pacheco, en su cuenta de Facebook, celebrando en familia su 39 cumpleaños. La Voz
Simón Ruiz
22:27 • 27 sept. 2022

Ramón Fernández-Pacheco Monterreal (Barcelona, 1983) no podía disimular al mediodía de este martes, 27 de septiembre, el miedo escénico que supone comparecer por primera vez en una sala del Palacio de San Telmo como consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul de la Junta de Andalucía.


El exalcalde de Almería capital, junto a sus compañeros Antonio Sanz y Marifrán Carazo, explicaba ante los periodistas la Ley de Economía Circular que le ha dejado como buena herencia la también consejera almeriense Carmen Crespo.


Cumplía justamente este 27 de septiembre dos meses y un día al frente del cargo cuando su nombre y apellidos compuestos le convertían en el protagonista político de la jornada en la comunidad más poblada de España. Tras el decreto firmado por el presidente Juanma Moreno Bonilla, Ramón Fernández-Pacheco ya es portavoz de la Junta. Es la primera vez que un almeriense (nació en la Ciudad Condal porque su padre estaba destinado allí, al igual que el presidente Juanma Moreno) alcanza esa responsabilidad.




Cada martes, en los telediarios saldrá este padre de dos hijos (Olivia y Javier) y casado con Dácil y que hace apenas diez días llegó a casa a última hora de la noche para celebrar en familia su 39 cumpleaños, “después de recorrer media España en coche”.


Sus “39 vueltas al sol” recibieron el ‘regalo’ de portavoz en San Telmo cuando muchos periodistas en la capital andaluza no cesaban de deshojar la margarita. ¿Será o no Fernández-Pacheco el sustituto de Elías Bendodo al frente de las comparecencias tras el Consejo de Gobierno? La margarita dijo sí. Fue quizá el mejor secreto que guardaba para el inicio de este curso político el presidente Moreno Bonilla, fiel a su estilo de no despejar incógnitas sobre la alineación de su equipo hasta que el árbitro está a punto de dar el primer pitido del partido.




Ya ocurrió este 25 de julio. La rueda de prensa para dar a conocer el primer Consejo de Gobierno del PP en la Junta con mayoría absoluta se retrasó más de una hora. Apuró los minutos el jefe del Ejecutivo autonómico para comunicar los nombramientos. Llamó incluso dos veces a Almería. Solo su teléfono móvil podría despejar la duda de si llamó antes a Carmen Crespo o a Ramón Fernández-Pacheco en esa soleada mañana en la capital hispalense.


El entonces alcalde de Almería no tenía ni la maleta preparada para viajar esa misma tarde de un lunes (tampoco sabía a esas horas María Vázquez que se iba a convertir en la primera alcaldesa de Almería) a Sevilla para tomar posesión del cargo de consejero de Sostenibilidad, Medio Ambiente y Economía Azul. Llegó casi con lo puesto y con la persona que le otorga la mayor confianza, Lucía Amérigo.




Este 27 de septiembre, Amérigo observaba cada gesto de Fernández-Pacheco desde el mismo atril en el que Moreno Bonilla lo incluyó en su equipo de gobierno para horas más tarde salir casi juntos de la mano desde la Sala Manuel Clavero donde se celebró el primer Consejo de Gobierno de la Era II del PP en San Telmo.


Amérigo y Fernández-Pacheco han llegado a Sevilla con más almerienses integrados en el núcleo duro de una ‘nueva’ consejería en la que el presidente, junto con la de Agua de Carmen Crespo, tiene puestas todas sus miras para afrontar los retos de una “Andalucía más sostenible”, de una Andalucía de futuro, y que aspira a “mirar de tú a tú a Madrid y Barcelona”.


El departamento que dirige Ramón Fernández-Pacheco ya no es el mismo que dejó en el viejo Preventorio de Almería donde llegaban lo mismo las quejas de vecinos de El Quemadero, La Fuentecica o La Fabriquilla. Ahora, el exalcalde, sobre todo a lo largo de este pasado verano, mira con frecuencia su teléfono móvil por si hay novedades de un incendio forestal o sobre Doñana, centro de atención del ecologismo autonómico andaluz.


A Ramón Fernández-Pacheco se le suman desde este martes nuevas responsabilidades. A él, que tanto le apasiona el llamado mundo de la comunicación política, se le va a mirar con lupa cada semana. Para lo bueno y para lo malo. Lo mismo para hablar de la Ley de Economía Circular que de las diferencias de los taxistas y los VTC.


Hace ya años, cuando su nombre fue incluido por primera vez en una ejecutiva del PP andaluz, desde las altas esferas de los populares almerienses se reveló casi en secreto de confesión: “No pierdas de vista el nombre de Ramón Fernández-Pacheco”.


Pasaron meses y meses. Luis Rogelio Rodríguez-Comendador optó por dedicarse al completo al Senado y dejar la Alcaldía de Almería. Eligió a uno de los delfines, un joven concejal que hasta entonces dominaba áreas como Cultura y Urbanismo y que en su currículum figuraba haber sido nieto y biznieto de alcaldes en la capital: Ramón Fernández-Pacheco. Corría el otoño de 2015.


Desde entonces, a su carrera política se le sumaron, por este orden, los cargos de secretario general del PP de Almería (a propuesta de Javier Aureliano García), portavoz andaluz de los populares (a propuesta de Juanma Moreno) y vocal del Comité Ejecutivo Nacional (a propuesta de Alberto Núñez Feijóo).


A esas tres tarjetas de visita se suman las de consejero de Sostenibilidad y portavoz de la Junta de Andalucía. ¿Cuál será la siguiente?


Temas relacionados

para ti

en destaque