“El mundo de la informática no es como en las películas”

Savíns Puertas es ingeniero informático y hace su posdoctorado en la Universidad de Sheffield

Savíns Puertas Martín, en Holanda
Savíns Puertas Martín, en Holanda La Voz
Remedios Fernández 23:08 • 26 jul. 2022 / actualizado a las 23:20 • 26 jul. 2022

Nació en Granada, pero vive en Vícar desde pequeño. Y su trayectoria ha estado siempre vinculada a la Universidad de Almería. Allí hizo el grado, el master y el doctorado, todos en Ingeniería Informática. Ahora está de postdoc en la Universidad de Sheffield, Reino Unido, gracias a unas ayudas de recualificación del sistema universitario español que, en su caso, reciben el nombre de Margarita Salas. “Estoy muy contento”, dice. “Pero me resulta extraño de explicar es que estoy trabajando aquí, pero a nivel contractual, estoy en la Universidad de Almería...”.


¿Cómo llegas a este mundo de la Informática?

De pequeño quería estudiar algo relacionado con Biología. Mi sueño era dedicarme a grabar documentales de animales por el mundo... Sin embargo, a los 12 ó 13 años escuché hablar de Bill Gates en las noticias, y desde entonces pensé en ser informático como él. Ya sabes, los niños tienen ilusiones...



¿Y cómo te fue la carrera?

Muy bien, la verdad, aunque, claro, hubo que trabajar y sufrir mucho. En bachillerato nos decían que los alumnos seríamos un número, pero, al menos en informática, no fue así. El profesor nos conocía, y sabía cómo estábamos solo con mirarnos. Todo esto se transformó en resultados, con el mejor expediente y trabajo fin de estudios, tanto de grado como de master... Mi asignatura favorita fue Estructura de Datos y Algoritmos II, que impartía Fernando Bienvenido.



¿Y cómo te va ahora?

Me siento muy afortunado de pertenecer a este mundo. Puedes hacer lo que quieras sin grandes inversiones de dinero, simplemente necesitas un ordenador y conexión a internet. Desde febrero estoy en Sheffield, en el grupo de Chemoinformatics, trabajando con la profesora Val Gillet, y estaré aquí hasta 2024, cuando vuelta a la UAL, con mi grupo de Supercomputación-Algoritmos.



¿Y este mundo de la informática, ya desde dentro..?

Los inicios siempre son más difíciles. Los primeros meses han sido de toma de contacto y hablar el mismo ‘idioma’, pero vamos avanzando y espero progresar mucho. Visto desde dentro... El mundo de la informática no es lo que sale en las películas, hackear un servidor en 30 segundos con un ordenador que nunca has usado, y todo ello mientras te apuntan con una pistola. La realidad es que el día a día, en cierto modo, está lleno de decepciones. Normalmente intentas programar algo, y lo más seguro es que falle o no obtengas los resultados esperados. Entonces empiezas a dar marcha atrás, y lo vas depurando... Esta es, sin duda, la parte más difícil, pues pueden pasar días hasta que te das cuenta del error, que en muchas ocasiones es bastante simple...


Y recientemente has recibido un premio...

Sí, el SCIE-BBVA, que premia a investigadores menores de 30 años que han terminado su doctorado. Son, prácticamente, un premio a tu doctorado, a tus primeros años en la investigación. Estos los centré en el cribado virtual: tienes una molécula y una base de datos que puede tener millones de ellas. Y tu objetivo es conocer qué moléculas de esa base de datos se parecen a la tuya. Para ello comparas varias características: forma, potencial electrostático, el número de átomos... Obviamente, mientras más consideres, mejor será la búsqueda, pero también más tardará. No obstante, también influyen los modelos matemáticos que se utilicen...


¿Cómo ves el futuro?

Es difícil... Pero, tal y como se está enfocando todo, pienso que el objetivo es hacer que la tecnología haga lo que necesitemos, pero sin que sepamos que está ahí. Igual que no necesitamos decirle al corazón que bombee sangre, pero lo necesitamos para vivir, la tecnología debe ir en ese sentido. Lo bautizaría como el séptimo sentido, si es que el sexto ya está asignado...


Temas relacionados

para ti

en destaque