Una avería en el canal de entrada de agua ‘seca’ las salinas de Cabo de Gata

Las aves que pueblan las charcas del Parque Natural emigran hacia otras zonas húmedas

Este es el desolador aspecto que presentan en la actualidad las salinas de Cabo de Gata
Este es el desolador aspecto que presentan en la actualidad las salinas de Cabo de Gata La Voz
Antonio Fernández 23:29 • 01 jul. 2022

Pasar en estos momentos por las conocidas Salinas del Cabo de Gata, uno de esos espectáculos que la naturaleza pone al alcance de la vista, es contemplar cómo un paraje habitualmente cubierto por una extensa lámina de agua en el que viven y nidifican numerosas especies de aves acuáticas, está seco.


La voz de alerta la han dado numerosos almerienses que han pasado en los últimos días por las viejas salinas y colectivos como el Grupo Ecologista Mediterráneo, que advierten que esa situación es grave “porque es el hogar habitual de muchas aves, entre ellas el espectacular flamenco rosa, que precisan el agua salina que inunda las charcas tanto para vivir como para reproducirse, algo que en estos momentos simplemente es imposible”, señalan.


Las causas
Las denuncias han llegado a la Delegación Territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, que está tratando de identificar la causa de este desastre ambiental. La razón más directa es la interrupción del suministro de agua marina a las charcas, lo que ha permitido que finalmente se sequen.



Aún se desconoce con exactitud el porqué de ese corte en la entrada de agua del mar. Se barajan para ello tres hipótesis, Todas ellas basadas en la intensidad de las lluvias que se registraron en el Cabo de Gata, como en el resto de la provincia, los pasados meses de marzo, abril y primeras semanas del de mayo, con cantidades próximas a los cien litros por metro cuadrado.


La primera de las hipótesis es que como consecuencia del empuje del agua de lluvia el canal que comunica las salinas con el mar se ha obstruido, impidiendo el paso del agua en ambos sentidos, entrada y salida.



Hipótesis
La segunda indicaría una avería en los motores de impulsión, generada igualmente por la abundancia y la presión del agua procedentes de las intensas lluvias que habría afectado a la maquinaria impidiendo su normal funcionamiento.


Una tercera hipótesis, sobre la que ayer mismo trabajaba la Delegación de Desarrollo Sostenible, es que las precipitaciones de estos meses pasados habrían afectado a uno de los muros que defienden ese canal de entrada del agua, afectando al mismo tiempo al canal y a los motores y tuberías de transporte de agua hasta los charcones.



Huida de las aves
Una de las consecuencias más inmediatas de la pérdida prácticamente total de agua en las salinas es que las aves que viven en este espacio, que forma parte esencial del Parque Natural de Cabo de Gata-Níjar, han tenido que emigrar a otras zonas húmedas, algunas de la provincia, como es el caso de la desembocadura de Rambla Morales o las salinas de Punta Entinas-Punta Sabinar, en los municipios de El Ejido y Roquetas de Mar, y otras en otros humedales andaluces como la Laguna de Fuente de Piedra, en la provincia de Málaga.


El problema radica en que la interrupción de la entrada de agua salada en las charcas empobrece el conjunto del ecosistema ya que, con el agua marina, entran también microorganismos e invertebrados que son el alimento básico de todas esas aves. Sin agua ni alimento, está en riesgo la supervivencia de un ecosistema único en Europa.


Con retraso
La cuestión es que los daños se produjeron hace ya varios meses y, hasta ahora, no se ha producido una reacción lo suficientemente ágil como para resolver ese problema, lo que ha dado lugar a que los charcones del paraje se sequen por completo y ‘expulsen’ a la avifauna acuática del Parque Natural.


José Rivera, del Grupo Ecologista Mediterráneo, explica que esa lentitud puede estar relacionada con la gran cantidad de sal que ha acumulado en los dos últimos años la Unión Salinera, empresa propietaria de este espacio, de forma que “para su actividad no tienen actualmente una gran urgencia, pueden estar parados”.


Si la actividad salinera puede permitirse unos cuantos meses sin actividad, la vida del ecosistema no puede esperar tanto tiempo porque son miles las aves que viven en las charcas de las salinas.


Paraíso ornitológico
Las, salinas del Cabo de Gata están consideradas como una de las zonas húmedas más ricas en avifauna del Mediterráneo europeo. De esa riqueza dan fe las colonias de especies como el flamenco rosa, las avocetas, garzas, garcillas y garcetas, las cigüeñuelas, el chorlitejo, los correlimos, el tarro blanco, la aguja, el vuelvepiedras, zarapitos, charranes, gaviotas o el aguilucho lagunero.


Reuniones de urgencia
La situación de las salinas del Cabo de Gata han puesto en alerta no sólo a los ecologistas, sino a las distintas administraciones. La delegada provincial de Desarrollo Sostenible, Raquel Espín, ha mantenido una reunión de urgencia con el concejal de Agricultura, Juan José Segura, para estudiar el problema y buscar soluciones lo más rápidamente posible. Una urgencia que responde al hecho de que las aves que habitan este espacio se están marchando a otras zonas húmedas.


Al mismo tiempo se ha establecido contacto con la empresa que explota la producción de sal, la Unión Salinera, que en principio sería la responsable de reparar los desperfectos que se han producido en el sistema de impulsión del agua del mar hasta los charcones del paraje natural protegido.


Temas relacionados

para ti

en destaque