Almería vive su Cabalgata de Reyes Magos más segura

Sus Majestades de Oriente reparten un total de 13.000 kilos de caramelos blandos

Los Reyes Magos han repartido este 5 de enero alegría, emociones y 13.000 kilos de caramelos blanditos y aptos para celiacos a los niños y niñas durante el amplio recorrido de la Cabalgata por las calles de Almería. Sus majestades Melchor, Gaspar y Baltasar se rodearon de un séquito de 400 personas, con trece carrozas, tres espectáculos internacionales, tres bandas de música y 24 caballos, en un recorrido lleno de luz, color y espectacularidad, a la vez que muy seguro.


Esta vez, el alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, no pudo recibirles en persona, por estar en los últimos días del confinamiento por el Covid, pero sí estuvo en permanente contacto online con Sus Majestades de Oriente, que le enviaron un vídeo para vivir una Cabalgata segura frente a la pandemia, y a su vez el primer edil les felicitaba “por la enorme responsabilidad de la que se hacen cargo. Tienen la bonita misión de ilusionar a miles de niños y niñas en la noche más especial de año, en la Cabalgata que debe despertar las emociones de los más pequeños de nuestra ciudad”. Por su parte, Sus Majestades de Oriente le informaban de que “los pequeños de Almería se han portado muy bien en 2021, por lo que recibirán buenos regalos”.


La mañana



Tras visitar por la mañana el Hogar de mayores Santa Teresa de Jornet y llevar los juguetes a los niños ingresados en el Hospital Universitario Torrecárdenas, por la tarde los Reyes Magos saludaron desde el balcón del Ayuntamiento de Almería, para, a las 19.00 horas, comenzar su recorrido por las avenidas más céntricas.


En esta línea, la Cabalgata de Almería fue, ante todo, espectacular. Dos compañías internacionales presentaron tres actuaciones llenas de luz y magia. La compañía francesa ‘Remue Menage’ mostró el espectáculo ‘Revue de Rue (revista de calle), que trasladaba a la ciudad el ambiente y agitación de los de los años 20 del siglo XX. Una creación burbujeante y llena de vida que inspiraba al retorno hacia la alegría. El deseo de volver a encontrarse, celebrar y abrazar las calles y de continuar a vivir juntos.



Durante el recorrido personajes deslumbrantes inspirados en los desfiles de la ‘Haut Couture’, vestidos de vaporosas plumas, artistas, bailarines y acróbatas e iluminados interactuaban con el público a su paso por las calles de la ciudad.


Por su parte, la compañía alemana ‘Stelzen Art’ sacaba a la calle dos espectáculos: Viaje mágico y Viajero del Tiempo. Pasacalles muy elegantes, que, en el primero, recreaban la ambientación de un circo de época y en el segundo, la sociedad del siglo XIX, con globos aeroestáticos, mariposas, acrobacias y bailarinas.



La Cabalgata también fue alegre, con trece carrozas, que recreaban las historias y personajes del cine infantil, como ‘La fábrica de chocolate’, ‘Tadeo Jones’, ‘Frozen’ y ‘Cuento de Navidad’, entre otros, junto a las clásicas de Correos y la que llevaba el temido carbón. Melchor, Gaspar y Baltasar repartieron 13.000 kilos de caramelos y saludaron muy cariñosamente desde sus carrozas a los niños y niñas almerienses. Además, 24 caballos sorprendieron a pequeños y mayores por su belleza y destreza.


Música

La Cabalgata fue  también musical, con los sonidos de los espectáculos, pero especialmente con la presencia de la Banda Municipal, la Agrupación Musical San Indalecio y la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora del Carmen.


Y sobre todo fue una Cabalgata muy segura: fue por vías anchas y a lo largo de un recorrido más largo de lo habitual con más puntos a los que poder acercarse como público y evitar aglomeraciones. Hubo más espacio para poder ver a los Reyes Magos y el uso obligatorio de la mascarilla, el mantenimiento de un mismo sitio para ver el desfile, y atender al requerimiento de quedarse en casa para ver la Cabalgata por Interalmería en el caso de tener algún síntoma fueron otras normas para vivir una Cabalgata segura.


 

Temas relacionados
Reyes Magos Navidad

para ti

en destaque