A ver quién es el que da un golpe en la mesa

Panel de vuelos en el aeropuerto de Almería.
Panel de vuelos en el aeropuerto de Almería.

Iberia es una compañía privada y pone sus vuelos donde le da la gana, como 'la Trini con su tartana'. Almería está en una esquina de España y los viajes cuestan más porque hay que consumir más queroseno. Los almerienses ya tienen sol y gambas con gabardina en el Puga, no lo van a tener todo. El dueño de Iberia -aquella compañía tan española en los tiempos de los tecnócratas del Régimen- es ahora Qatar, ese Estado que linda con Arabia por el sur, ese país del que es ministro el dueño del Almería. Qatar tiene el 25% de la aerolínea española de bandera y la SEPI (Gobierno de España) solo el 2,4%.


En Iberia gobiernan los resultados, el precio de la acción cotizada, sus 90 millones de beneficio, sus 108 destinos a 42 países. Almería -ay Almería- es una gota de lava en la kilométrica colada palmera que son los mercados bursátiles; Almería, como escribió José María Artero, solo le interesa a los almerienses; Almería no tiene derecho a nada porque es pequeña y no llega ni al millón de habitantes: eso no da para hacer economía de escala. “Yo por menos de un millón de euros de beneficio al mes no muevo un vuelo,”, podría estar diciendo hoy el emir catarí Tamim Bin Hamad sentado en un cojín con babuchas en su palacio de Oriente, ante el revuelo almeriense, tras haberle  dicho este verano a Florentino que se meta sus 200 millones por Mbappé donde le quepan.


En Almería nadie da un golpe en la mesa desde los tiempos de Navarro Rodrigo, desde que el alcalde Jacinto de Mojácar cogió por la corbata a Fraga mirándolo a los ojos y le dijo que como no viera el Parador de Turismo en el BOE en 48 horas, se ataba con una cadena a la puerta de su despacho.



Iberia tiene derecho a suprimir los vuelos que quiera, es la ley del mercado, pero a lo que no tiene derecho es a acumular, como el tío  Gilito con las monedas de oro, derechos de vuelo (slots). Señores de Iberia, señor director general Luis Gallego, señor emir dueño del PSG, Almería no es París, no hagan como la gata flora y suelten esos slots para que los opere otro. O es que Iberia ha pensado en reproducir el modelo de Servicio Público de su socio Air Nostrum con Sevilla para que pague el Estado el viaje de los almerienses.  Bueno, teniendo en cuenta que Almería es una  isla . . .quizá no sea descabellado.



 

Temas relacionados
Transporte Aeropuerto de Almería El Alquián Iberia

para ti

en destaque