Almería se vuelca para apoyar a los padres de Gabriel Cruz

Han organizado una recogida de firmas para exigir una mejora en la ley de protección del menor

Este sábado 15 de mayo, la #mareadebuenagente ha vuelto a salir a las calles de Almería porque, en esta ocasión, necesitaban a su ciudad y esta, como no podía ser de otra manera, ha respondido. Este hashtag es el que utiliza la familia de Gabriel Cruz 'el pescaíto' para promover el pacto ético por el que desde marzo están trabajando. 


Es por ello, por lo que han organizado, con la colaboración de todas las instituciones públicas de la ciudad, un acto de recogida de firmas que ha tenido lugar en el sitio en el que los almerienses, de forma espontánea, utilizaron para dejar las muestras de afecto y de cariño hacia la familia de Gabriel: la Ballena, situada en las Almadravillas y que desde entonces se nombró como la "Ballena de Gabriel y de la buena gente". 


Poco a poco, a partir de las 10 de la mañana, hora a la que se tenía previsto comenzar dicho acto, los almerienses comenzaron a acercarse no solo a aportar su firma para la causa, sino también a transmitirle a la familia fuerza y cariño. Patricia y Ángel agradecían a cada una de las personas que se acercaban a aportar su granito de arena repitiendo una misma frase: "lo vamos a conseguir y nadie más va a tener que pasar lo que hemos pasado nosotros".



Durante la mañana, la familia recibió también la visita y el apoyo del alcalde de Almería, Ramón Fernández-Pacheco, así como de diferentes concejales del mismo. El alcalde expresaba su deseo de que el espíritu que inculcó la familia desde el principio de concordia, de unión y de esperanza se mantenga, como así lo va a seguir haciendo el Ayuntamiento con ellos, siempre que lo necesiten ya que entiende que se trata de una de las causas más justas por las que una persona puede luchar.


También, el presidente de la Diputación de Almería, Javier Aureliano y la vicepresidenta Ángeles Martínez, han visitado la carpa y han conversado con la familia mostrando nuevamente su apoyo y recalcando la predisposición de la Diputación de Almería para lo que necesiten ahora o en un futuro. El presidente declaraba que una institución como la Diputación "siempre tiene que estar al lado y del lado de las víctimas, y más en este caso en el que los padres están pidiendo algo justo y por ello el gobierno de su provincia está aquí con ellos". 



Por su parte, Ángel y Patricia explicaban todo lo que están reclamando y lo importante que es para su familia y para otras que han pasado por lo mismo, que existan mecanismos legales que amparen y protejan a las víctimas y también que haya protocolos gratuitos para ayudarlos.


Este pacto ético que buscan, viene porque, como explica la propia familia en la web creada para compartir toda la información de la asociación Marea de Buena Gente | La sonrisa de Gabriel, "cuando desapareció mi hijo tuvimos mucho miedo por el impacto que podían tener los medios de comunicación para poner en riesgo la investigación y búsqueda de mi hijo. Fue algo que nos dijo la propia Guardia Civil,  y que trasladaron en rueda de prensa por la falta de herramientas para una buena coordinación, y la ausencia de protocolos que indiquen a los medios de comunicación cómo pueden ayudar en estos casos de desaparición y puedan coordinarse adecuadamente. 


"Supe que mi hijo había fallecido por la Guardia Civil, tras saber que se había grabado un vídeo en el momento en que la detenían, y ese vídeo se había subido a redes sociales. Ese vídeo corrió como la pólvora y muchos familiares se enteraron así, porque no existe una ley que nos permita enterarnos del fallecimiento de nuestros seres queridos en la intimidad". 


Añaden que nunca podrían haber imaginado todo el horror y daño añadido que están padeciendo: nunca dejaron de haber filtraciones y morbo, la imagen de Gabriel se utilizó en exceso y a veces como reclamo para fines particulares. Han llegado a verlo vinculado a imágenes de contenido gore al alcance de cualquiera en internet. 


"Han pasado tres años en los que no hemos dejado de luchar sin descanso por el abuso indiscriminado e inapropiado de su imagen y su asesinato. Hemos vivido con miedo permanente a que no pudiésemos tener una sentencia definitiva por el impacto de lo que iba publicándose en medios y redes. Se han publicado miles de titulares, se han hecho cientos de programas de tv y vídeos, muchos carentes de sensibilidad hacia las víctimas, evocando continuamente su pérdida" expresa Patricia. 


Continúa: "todo ello lo denunciamos mediante un Pacto Ético que protegiese el juicio de nuestro hijo, y a pesar del apoyo inmenso de instituciones y ciudadanos, tuvimos que llegar al Tribunal Supremo para conseguir una sentencia firme, porque la defensa pedía una anulación del juicio por el ruido mediático y el juicio paralelo que decían, se estaba produciendo. El pasado 15 de diciembre de 2020, el Tribunal Supremo se pronunció y se llegó a una sentencia firme que condenó a la asesina de Gabriel a un delito de Asesinato con alevosía y dos delitos contra la integridad moral".


"Pensábamos que tras eso podríamos descansar, pero nada más lejos: el pasado 20 de marzo me comunicaron que en una cuenta de redes sociales se estaban publicando fotos de un niño fallecido y mutilado, asegurando que era mi hijo, remitiendo un enlace para poder ver más imágenes y vídeos de contenido gore y macabro. El dolor que esto nos ha provocado es inhumano" afirma Patricia. 


"Al tratar de denunciar ante la policía y en el Juzgado pidiendo la retirada, nos dijeron que estaban con las manos atadas porque no existe una ley ni las herramientas necesarias para poder protegernos de este tipo de contenidos a quienes han sufrido delitos violentos como mi hijo Gabriel. Un día después me dijeron que el abogado de la asesina estaba negociando con una productora la realización de un documental: me quedé en shock, aterrorizada por volver a tener que pasar por todo esto" añade la familia. 



"Ahora inicio esta recogida de firmas, para pedir al Gobierno de España que desarrolle una Ley específica que ampare y auxilie a las víctimas de crímenes violentos que se convierten en mediáticos. Un marco legal que nos proteja y nos permita vivir protegiendo la imagen y los crímenes de las personas fallecidas en delitos violentos y a sus familias" explica Patricia. Además esta recogida de firmas también se está haciendo de manera online a través de Charge.org donde ya se han recogido más de 138.000. 


Todas estas enmiendas fueron expuestas por Patricia en el Parlamento Andaluz esta misma semana, asistiendo como representante de la asociación, proponiendo el impulso de una investigación del impacto mediático en las víctimas con la participación de las universidades y otros estamentos, lo que serviría de base para elaborar los protocolos de actuación para estos casos.


Patricia pidió que el nuevo observatorio de la infancia que promueve la ley tenga entre sus funciones el velar por el tratamiento de los medios en este tipo de casos, además de crear un certificado de buenas prácticas para premiar a los medios que ofrezcan un tratamiento correcto y respetuoso.


Además, esta misma semana el Senado aprobaba la inclusión en la ley del menor una cláusula en la que se impide hacer difusión de la imagen de los menores sin el consentimiento expreso de sus padres o cuidadores legales. Patricia expresaba que esto ha sido gracias al apoyo de todas las instituciones, de la marea de buena gente y de una voluntad política que aunque parezca que no se pone de acuerdo, lo han hecho para proteger los derechos humanos y los de los menores. 

 

Temas relacionados
Caso Gabriel Ayuntamientos Diputación de Almería Congreso de los Diputados Parlamento de Andalucía

para ti

en destaque