Las obras volverán al paseo marítimo “en un par de semanas”

Hoy se le ha adjudicado la obra a TRAGSA, según ha anunciado el subdelegado de Gobierno

Foto de la zona en la que están paralizadas las obras
Foto de la zona en la que están paralizadas las obras La Voz

Ya está hecho. TRAGSA es ya la nueva empresa adjudicataria de las obras de prolongación del paseo marítimo de la capital. Así lo ha confirmado el subdelegado de Gobierno, Manuel de la Fuente, en la visita que ha realizado a las obras de El Cañarete, en la que ha aprovechado para anunciar esta esperada adjudicación que permitirá que las máquinas regresen “en un par de semanas” a la zona comprendida entre el chalet de La Marina y la ribera del río Andarax.


El coste de estas obras asciende a 2,1 millones de euros y el plazo de ejecución alcanza los diez meses con lo que el subdelegado espera que “en marzo del próximo año puedan estar totalmente terminadas”.


Reconocía el máximo representante del Gobierno central en la provincia que se trata de unas obras “muy esperadas”, hay que tener en cuenta que la empresa que las ejecutaba se marchaba a finales de diciembre de 2018, y que “por razones administrativas se han visto rodeadas de retrasos”. Y es que no ha sido nada fácil resolver el contrato con la mercantil CLM Infraestructuras, de hecho, hubo que volver al inicio del proceso cuando el expediente ya estaba en marcha.



Sea como sea, se cumple así con la palabra dada por la Dirección General de Costas hace unos meses al Ayuntamiento de la capital, que cofinancia los trabajos, y se ve el final del camino a una paralización de casi 28 meses. 


El siguiente paso en la agenda tiene que ser la construcción de la pasarela que una las dos riberas del Andarax, conectando así todo el frente litoral desde la capital hasta casi la Universidad de Almería. Cabe recordar que el compromiso adquirido por el Gobierno central en este caso pasa por sacar el concurso de ideas para redactar el proyecto antes de que acabe este año 2021. Hay que tener en cuenta que en Costas ya existe un pliego de condiciones por valor de 139.000 euros que se está sometiendo a una revisión.



Historia de la obra

Las obras de prolongación del paseo marítimo arrancaban a finales del mes de julio del año 2018 después de que en junio se procediera a la firma del contrato con la empresa CLM Infraestructuras y Servicios por un presupuesto de ejecución de 1,53 millones de euros, una cuantía casi 900.000 euros por debajo del presupuesto inicial de licitación lo que supone una baja del 33%. Estaba previsto que la conexión de los paseos marítimos estuviera culminada para verano de 2020.


Después de que la empresa se marchara, se inició el proceso para tratar de que regresaran las obras a la zona. Primero se hizo a través de negociaciones con la empresa para ver si era posible un acuerdo, algo que no llegó, y comenzó entonces el procedimiento jurídico-administrativo para resolver el contrato de CLM Infraestructuras y Servicios. Arrancó inicialmente con mal pie. Tras diez meses de trabajo hubo que empezar desde el principio. Todo terminaba con una sanción económica dictada en enero de 2020 por valor de 100.000 euros por el abandono de la obra, y se cerraba con la decisión del Consejo de Estado en octubre de ‘despedir’ a la contrata.


A partir de ahí, comenzaba todo el proceso para que fuera TRAGSA la que se hiciera cargo de los trabajos. Ha sido un procedimiento administrativo complejo y largo, con una pandemia por medio también, que ha alargado todo hasta la entrada en vigor del nuevo presupuesto con el que se ha realizado la nueva adjudicación y con ella, el reinicio de las obras de forma inminente.


Proyecto

Cabe recordar que la intención en esta zona pasa por regenerar una parte importante de playa, mediante la aportación de 12.541 metros cúbicos de arena, y se dará continuidad al itinerario costero del Paseo Marítimo y Camino de Ribera. 


Contempla además la ampliación, sobre unos 500 metros lineales y unos 38.000 metros cuadrados, del paseo marítimo, completándose la actuación sobre este espacio con la instalación de redes de alumbrado público, riego, abastecimiento de agua, mobiliario urbano, jardines y accesos a la playa, así como una zona de juegos, de 2.000 metros cuadrados, y una zona de aparcamiento para unos 100 vehículos. Todo esto llegará cuando la obra sea una realidad.

 

Temas relacionados
Paseo Marítimo Infraestructuras Ayuntamientos

para ti

en destaque