El carril saludable y los patinetes eléctricos: una relación difícil

Los vecinos denuncian que estos vehículos lo utilizan a pesar de que su uso se ciñe a la vía

Usuario de patinete eléctrico circulando por el carril saludable del Paseo de Almería
Usuario de patinete eléctrico circulando por el carril saludable del Paseo de Almería La Voz

El carril saludable del Paseo de Almería es solamente peatonal. Así se podría resumir la respuesta que desde el Consistorio de la capital se da al ser preguntados por la importante presencia de patinetes eléctricos y alguna bicicleta que deciden utilizarlo en vez que usar el carril de tráfico.


Sea por la presencia en un tiempo de un carril bici compartiendo la calzada, sea por temor a compartir espacio con los vehículos, o simplemente, por la comodidad de transitar con un carril que suele encontrarse bastante vacío de viandantes. 


Sea por el motivo que sea, lo cierto es que este espacio concebido para el tránsito peatonal exclusivamente, recibe el tránsito de este tipo de vehículos de forma permanente con el consiguiente miedo de los  peatones ya que las velocidades son diferentes.



Recuerdan desde el Ayuntamiento de Almería al ser consultados sobre la situación que se genera, que “los patinetes eléctricos tienen que ir por la calzada y nunca por las aceras o espacios saludables”.


Norma de tráfico 
Así lo determinaba la Dirección General de Tráfico (DGT) y se establecía como obligatorio a partir del pasado 2 de enero. De hecho según se recoge en la normativa “los patinetes y VMP (con una o más ruedas y una única plaza) son definidos y considerados vehículos a todos los efectos, por lo que estarán obligados a cumplir las normas de circulación, como hacen los coches o las motos (alcohol, drogas, etc.). Quedan excluidos los vehículos para personas con movilidad reducida”.



Los nuevos límites de velocidad en vías urbanas entrarán en vigor en el mes de mayo. Así, se limitará a 20 kilómetros por hora la velocidad en vías que dispongan de una plataforma única de calzada y acera, a 30 km/h en vías de un único carril por sentido de circulación y a 50 km/h en vías de dos o más carriles por sentido de circulación.


La reducción de la velocidad está fundamentada tanto por las nuevas políticas de movilidad y seguridad vial de las ciudades, en el que el vehículo tiene que compartir espacio y convivir con motos, bicicletas, vehículos de movilidad personal y peatones, como por la demanda que numerosas ciudades han realizado a la DGT para que realizara un cambio normativo que les permita desarrollar adecuadamente los nuevos modelos de ciudad.


Hay que tener en cuenta que esas velocidades son las que se tienen que cumplir circulando por la carretera nunca ni por un carril saludable, como es el caso del que hay en el Paseo de Almería, ni por la acera como se puede ver en otras ocasiones.


Ahora toca que los conductores terminen de conocer y cumplir la norma.

 

Temas relacionados
Movilidad Ayuntamientos

para ti

en destaque