El Consejo de Estado ‘despide’ a la constructora del paseo marítimo

Se resuelve así el principal escollo para que Tragsa pueda hacerse cargo de retomar la obra

Vista actual de la zona que se encuentra con la obra parada
Vista actual de la zona que se encuentra con la obra parada Lola González

El Consejo de Estado ya ha dado su visto bueno al informe elaborado por la Dirección General de Costas para la resolución del contrato con la empresa CLM Infraestructuras y Servicios tras su abandono de las obras del paseo marítimo de la capital en el mes de diciembre de 2018.


Así lo explican desde la Subdelegación de Gobierno desde la que aclaran que una vez que se ha pasado este trámite, que era fundamental para poder desvincularse de la relación contractual, el siguiente paso es la firma de la resolución que permitirá a la empresa Tragsa hacerse cargo del resto de la obra que se encuentra pendiente.


Hay que tener en cuenta que, de momento, no se dan fechas en este reinicio de los trabajos porque todo el procedimiento está siendo mucho más lento de lo que se esperaba inicialmente, y más aún, teniendo en cuenta el parón que supuso en toda la tramitación, pero sí que la intención es que pueda haber ya máquinas ‘en el tajo’ en el último trimestre de este año 2020.


Una vez que Tragsa retome los trabajos, lo que queda por ver es exactamente cuánto va a suponer el resto de la obra pendiente. Hay que tener en cuenta que en su día la adjudicación a CLM Infraestructuras y Servicios se realizó por 1,53 millones de euros, una cuantía casi 900.000 euros por debajo del presupuesto inicial de licitación lo que supuso una baja del 33%. 


Aportaciones
Esta baja se redujo de la aportación económica que realizaba el Ministerio de Medio Ambiente entonces, ahora de Transición Ecológica, pero no del Ayuntamiento que sí que pagó el millón de euros acordado, por lo que, se supone que en caso de que la cuantía fuera superior, se tendría que aportar por parte del Estado. Algo que siempre se ha defendido desde el Consistorio y que incluso se puso encima de la mesa de Costas en el encuentro que mantenían en octubre de 2019 la concejal de Urbanismo e Infraestructuras, Ana Martínez Labella, y el subdirector general para la Protección de la Costa, Ángel Muñoz, para hablar de este tema.



Hay que tener en cuenta que todo el procedimiento que se ha seguido para reactivar las obras ha sido largo, complejo y con alguna complicación. Desde que en la Navidad de 2018 se pararan los trabajos hasta ahora, durante meses se intentó una salida negociada con la empresa sin éxito.


Se optó después por la segunda vía. La de resolver el contrato y que fuera otra constructora la que se hiciera cargo de los trabajos. Ese proceso lleva en marcha un año. En él se ha tenido que realizar dos veces la tramitación administrativa después de un fallo en el expediente que obligó a partir de cero. Se consiguió cerrar el expediente sancionador a CLM Infraestructuras por abandonar el tajo con una multa de 100.000 euros y se despejaba el camino para que Tragsa se hiciera cargo de retomar los trabajos con la seguridad de que al tratarse de una empresa pública, la obra acabaría.


En esas estaba la situación cuando llegó la pandemia y, como con casi todo lo que no fuera COVID-19, se paró en seco y la expectativa de que en Semana Santa de 2020 supusiera la reactivación de las obras quedó en un deseo. Tras el estado de alarma todo quedaba pendiente del Consejo de Estado y, ahora tras varios meses, todo empieza a desbloquearse.


Historia de una ‘larga’ obra

Las obras de prolongación del paseo marítimo arrancaban a finales del mes de julio del año 2018 después de que en junio se procediera a la firma del contrato con la empresa CLM Infraestructuras y Servicios por un presupuesto de ejecución de 1,53 millones de euros, una cuantía casi 900.000 euros por debajo del presupuesto inicial de licitación lo que supone una baja del 33%. Estaba previsto que la conexión de los paseos marítimos estuviera culminada para este verano de 2020, algo que evidentemente no ha sido posible, y por tanto, son tres los veranos que habrán pasado con la zona empantanada y con la previsión de que lleguen a ser cuatro. 


Mientras tanto, pendiente queda también hablar de los puentes que deben unir estos dos paseos marítimos que quedarán listos a la finalización de la obra.



 

Temas relacionados
Ayuntamientos Medio Ambiente Obras Subdelegación del Gobierno Paseo Marítimo

para ti

en destaque