El PP ‘salva’ con Pérez de la Blanca el aumento del recibo del agua

Subirá un 20% por el incremento de uso de agua desalada y lo pagará el Ayuntamiento hasta 2022

Plano general del Pleno del Ayuntamiento de Almería
Plano general del Pleno del Ayuntamiento de Almería La Voz
Lola González 18:27 • 06 jul. 2020

Solo con el apoyo del concejal no adscrito, Joaquín Pérez de la Blanca, ha conseguido el equipo de Gobierno del Partido Popular el salvar la modificación de la ordenanza que subirá en un 19,68% el recibo del agua como consecuencia de la activación de tres bastidores más de la desaladora para permitir descansar a los Pozos de Bernal. Un incremento que no será efectivo en los recibos hasta enero de 2022 porque se cubrirá desde las arcas municipales.


Quería la concejal de Sostenibilidad Ambiental, Margarita Cobos, que se aprobara el cambio del uso de agua por unanimidad pero lo cierto es que fue el punto más polémico, en lo que a la gestión se refiere, del pleno. Tanto es así que salvo Pérez de la Blanca, toda la oposición solicitó la retirada del punto sin éxito.


Tildaba la portavoz de Podemos, Carmen Mateos, de “tarifazo” este cambio en la ordenanza y ponía sobre la mesa sus dudas sobre la calidad del agua que llega desde los Pozos de Bernal por “presencia de nitritos procedentes de la agricultura” así como la posibilidad de que “la extracción de agua para la desaladora pueda afectar al acuífero del Bajo Andarax” que es el que se utiliza por parte de muchos de los agricultores de la zona que han enviado un escrito mostrando su preocupación por este aumento ya que la de Almería no es una desaladora que asuma el agua desde el mar sino de pozos subterráneos en tierra.


Estas dudas también las planteaba el portavoz de Vox, Juan Francisco Rojas, quien afirmaba además que llega “tarde y mal” al considerar que el momento elegido no es el más adecuado.


Esta falta de idoneidad del momento también fue parte del argumentario del portavoz de Cs, Miguel Cazorla,  quien habló de “meter la mano en el bolsillo de los almerienses” con los nuevos precios cuando ya hace muchos años que se lleva pendiente de este tema.



Además criticó duramente que haya “informes del año pasado” que el grueso se hiciera en enero y que la edil de Sostenibilidad se reuniera incluso antes con la prensa que con él.


“Falta de participación”
Una opacidad que también resaltó la portavoz del Grupo Municipal Socialista, Adriana Valverde, quien criticó que durante quince años “el Ayuntamiento se haya enfrentado a la Junta por este tema” y que ahora “lleven meses trabajándolo” y no se haya hablado con la oposición hasta el último momento.


Y es que Valverde en ningún momento criticó la puesta en marcha de los tres bastidores nuevos de la desaladora o su necesidad, apoyó su negativa en todo momento en el momento de “crisis” elegido para el cambio tildando la propuesta que llevaban al plenario de “inoportuna e irresponsable”. Sosteniendo además que esos 4,2 millones de euros más que se deberían incluir en el recibo hasta enero de 2022 y que va a sufragar el Ayuntamiento “también lo pagan los ciudadanos” ya sea de una forma u otra. Así solicitó la retirada para “tratar de buscar soluciones”.


Por su parte la concejal de Sostenibilidad insistió en la necesidad de dejar descansar al Acuífero del Poniente que está en riesgo de que “se seque” si se sigue extrayendo agua al mismo ritmo actual. Cree que cualquiera que estuviera en su lugar “lo haría” e insistió en que ya se está pagando una multa a la Junta Central de Usuarios del Poniente de 1,8 millones de euros por no cumplir con las medidas para dejarlo descansar, que dejaría de pagarse con este incremento del uso del agua desalada por parte de la ciudadanía.


Las claves de este cambio en la norma

 ¿Qué es exactamente lo que se ha aprobado? Básicamente es un cambio en las ordenanzas fiscales de agua potable y alcantarillado para actualizar la tarifa y que supone un crecimiento de casi el 20% del que el 15% es el incremento del uso del agua desalada y el otro 5% se corresponde con encomiendas de gestión, muestreos y actualizaciones de precios.


¿Este cambio sube el recibo el año próximo? De momento, durante todo 2021 la subida se va a cubrir con fondos municipales y se tendrá que determinar cómo se repercute en el ciudadano a partir de enero de 2022.


 ¿Llegará el agua desalada a toda la ciudad? Hasta que la Junta de Andalucía no culmine la obra de conexión de los depósitos de La Pipa con San Cristóbal y Santa Isabel, en la parte de Poniente solo hay agua de Bernal.


 ¿Cuáles serán los porcentajes entonces? Desde los pozos llegará 3,5 hectómetros cúbicos y un total de 12,5 procederán de agua desalada.



Temas relacionados

para ti

en destaque