Más de la mitad de las agresiones a docentes son de menores de 12 años

Los casos de acoso y violencia en Primaria en Almería son muy superiores a la media andaluza

Los protagonistas del acoso y violencia a docentes son cada vez más jóvenes en Almería.
Los protagonistas del acoso y violencia a docentes son cada vez más jóvenes en Almería. Europa Press

Más de la mitad de los casos de acoso y violencia de estudiantes hacia profesores de Almería durante el pasado curso escolar fueron protagonizados por alumnos menores de 12 años, de quinto o sexto curso de Educación Primaria, según revela el informe anual del servicio ‘El defensor del Profesor’ del sindicato ANPE.


Según este estudio, en toda España se registraron el pasado curso un total de 2.174 casos de acoso y  violencia a docentes, mientras que en Andalucía fueron 200 y en Almería 30. Los casos de la provincia se han estabilizado en los últimos años en torno a esta cifra, según la almeriense María de los Ángeles Guzmán de Quero, coordinadora autonómica de este servicio, puesto en marcha por ANPE en 2005.


Sin embargo, sí es una novedad durante los últimos años el hecho de que la mayoría de los actos de violencia hacia los profesores sean protagonizados a medida que pasa el tiempo por niños de menor edad. Y además es un fenómeno que parece más acentuado en la provincia de Almería, puesto que ni más ni menos que el 56% de los casos, 17 de los 30 denunciados, tuvieron a menores de 12 años como protagonistas, frente al 46% registrado en Andalucía, donde los más pequeños también copan las agresiones, aunque en menor medida.


María de los Ángeles Guzmán apunta que hasta hace solo unos años, la mayoría de estas agresiones procedía de estudiantes de Secundaria, pero que desde hace aproximadamente tres cursos, la edad ha  bajado progresivamente hasta los datos actuales. “Pero la situación es aún peor, porque junto a estos casos de acoso y violencia de los niños de 10 y 11 años, cada vez son más frecuentes problemas, como la falta de respeto y consideración a los maestros, de niños más pequeños, de siete a ocho años", añade.


Educación Infantil A los alumnos de Primaria siguen los de Secundaria, con un 33% de los casos del año pasado en la provincia, especialmente de estudiantes de primero y segundo de ESO, es decir, niños de 12 y 13 años. El siguiente grupo con más casos fue el de Educación Infantil -niños de tres a seis años-, en el que se registraron dos casos que suponen el 6% del total en la provincia.


Aunque pueda considerarse que los casos registrados en Almería no son demasiado elevados, hay que tener en cuenta, como puntualiza Guzmán, que “cuando un profesor se pone en contacto con el servicio para denunciar su situación es porque ésta es ya muy grave y le afecta psicológica y anímicamente para el desempeño de su profesión”. “En estos casos en que nos llaman, muchas veces se sienten indefensos, y buscan apoyo psicológico, pedagógico o legal”, añade. Esto lleva a que, según los datos del informe anual en Andalucía, el 100% de los docentes andaluces que sufrió algún tipo de agresión padeció ansiedad; el 28% depresión; el 15% se tuvo que dar de baja temporalmente y el 4% se planteó la posibilidad de dejar este trabajo, aún después de aprobar unas oposiciones y siendo funcionarios.


De 2 a 3 casos mensuales Este estudio ha sido presentado recientemente en España y en Andalucía, en este caso por María de los Ángeles Guzmán junto al presidente regional de ANPE, Francisco Padilla. En cada provincia de la comunidad autónoma se producen, según estos datos, entre dos y tres casos mensuales, una media entre la que también se sitúa Almería. Durante el curso pasado, el mayor número de casos se registró en Sevilla, con 47, y el menor en Jaén, con 11. En relación al alumnado en Andalucía, el mayor número de denuncias se produjo por faltas de respeto al profesorado (25,64%), seguido de problemas para dar clase (25,64%), amenazas y agresiones verbales (19,23%), acoso al profesorado (12,82%), agresiones físicas (6,41%), daños en propiedades del docente (6,41%) y ciberacoso (3,84%).


Falta de apoyo en las familias La coordinadora autonómica de ‘El defensor del profesor’ considera que detrás de este aumento de las agresiones por alumnos cada vez de menor edad responde sobre todo “a la falta de apoyo a los docentes por parte de las familias”. “Estos casos son un reflejo de la sociedad actual y de su falta de valores, de la falta de respeto a la autoridad, una sociedad que tiene poco tiempo para atender a sus hijos, con los que los padres tienen poca comunicación y poco tiempo para ofrecerles la educación emocional y la dedicación que necesitan”, dice María de los Ángeles Guzmán.


Por último, los autores del estudio exponen que otra cuestión que llama su atención  es “la percepción que manifiestan muchos docentes (el  70%) sobre el abuso de poder que muestran algunos equipos directivos, a los que dicen sentirse sometidos”.  Ante ello, cree que se “hace necesaria la reflexión por parte de todo el equipo educativo que permita la objetiva aplicación de la normativa y de su correcta aplicación, tanto de la normativa general como de la interna”.

 

más leídas

últimas de Almería

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería