Ana Almécija: “Nos educan para avergonzarnos de nuestro cuerpo“

Nace ‘Gigante’, asociación almeriense contra la gordofobia

Ana Almécija, presidenta de la asociación que se pondrá en marcha en septiembre.
Ana Almécija, presidenta de la asociación que se pondrá en marcha en septiembre. La Voz

Desde las promesas de anticelulíticos para que “por fín puedas ir a la playa” a gritos de “gorda” desde un coche en marcha. Así son los mensajes que dictan cómo debe ser nuestro cuerpo. En contra de esto nace 'Gigante: Asociación contra la discriminación de personas con sobrepeso y obesidad y promoción de la vida saludable’.


Ana Almécija, psicóloga almeriense, lidera esta iniciativa dentro del movimiento body positive para luchar contra la gordofobia. Quiere lograr un espacio de solidaridad donde enseñar a la sociedad que “todos los cuerpos son válidos”.

Gorda o gordo, a día de hoy, es un insulto. ¿Por qué? 

Porque es lo que nos han enseñado desde pequeños, a avergonzarnos de nuestros cuerpos. Es cultural. Lo vemos en la publicidad, en la televisión, en redes sociales… Lo que se valora de forma positiva es estar delgado. La única belleza que vale es la ‘normativa’. ¿Quién dice que una persona delgada cumple ‘la perfección’ y por eso es bella? ¿Qué es lo perfecto y por qué tiene que serlo?  Por eso ‘gordo’ deja de ser un simple adjetivo para convertirse en un insulto. Con 'Gigante' queremos romper esa inercia.



¿Por qué nos bombardean con eso?

Todo lo que se esconde detrás es un negocio. Si nos cuentan que la celulitis, los michelines, las estrías, los pelos… son vergonzantes, ya están ahí los productos milagrosos que, tras haberte creado la necesidad y el complejo, te ofrecen la solución a fuerza de rascarnos el bolsillo y la autoestima. Nos hacen mucho daño y nosotros les dejamos.


Y ahí es donde viene el ‘body positive’ a dar un golpe en la mesa...

Exacto. Ya está bien de creernos todo lo que llevamos escuchando desde que nacemos. Ya está bien de que nos digan que nuestros cuerpos no son ‘perfectos’, porque no son como alguien dicta y que tenemos que avergonzarnos de ellos. He nacido así y soy maravillosa tal y como soy. Eso es lo primero que tenemos que decirnos todos los que estamos gordos. Aceptarnos, querernos y, después, ver si hay algún aspecto que queramos mejorar.


¿Teme la acusación de no promover la salud?

Sé que habrá quien nos critique, pero ‘Gigante’ por supuesto que va a promover la vida saludable. Lo que no vamos a apoyar es que quien bajo el pretexto de la salud quiera hacer ejercicio porque odie su cuerpo y no porque lo ame. Eso acarrea problemas que desde luego no se traducen en salud. Si tú estás bien por dentro, te vas a cuidar por ti y no por lo que te digan los demás. Eso es querer una vida saludable.

¿Han hecho que se odiara?

Yo me he odiado mucho y he conseguido que ya no sea así, pero es una lucha, sobre todo contigo misma. Cuando era adolescente dejé de comer, me di atracones, vomité, me martirizaba al ver que mis compañeras podían comer lo que quisieran sin engordar y yo no, que los chicos se fijaban en ellas y no en mí… Los mensajes que recibía por todos lados era que estar gorda estaba mal y me culpaba. 


Necesitaba ayuda.

Si alguien me hubiera dicho “eres maravillosa tal y como eres” me hubiera ido mucho mejor. Y si desde ese punto, hubiera querido trabajar algún aspecto de mí, entonces hacerlo, pero desde el amor a mí misma. Eso es lo que nosotros ahora queremos promover. Y eso no es apología de la obesidad.


Por eso nace Gigante.

Sí. Queremos crear un lugar de apoyo y solidaridad donde luchar juntos contra todos los mensajes negativos que nos manda la sociedad. De la misma manera que tenemos la sororidad entre mujeres, es necesario un espacio donde desaprendamos que nuestros cuerpos no son ‘erróneos’ por ser como son.

La unión es necesaria.

Por supuesto. Date cuenta de que a veces incluso nos juzgamos entre nosotros mismos… Por ejemplo, cuando estoy sentada esperando para comenzar mi entrenamiento, veo siempre corriendo a un chico ‘gordito’… Espera, ¿‘gordito’? No. Gordo. ¿Ves? Tenemos tan inculcado que ‘gordo’ es malo que nos nace automáticamente querer suavizarlo. El caso es que yo veo a ese chico correr y le sonrío como para darle ánimos, pero su gesto hacía mí es todo lo contrario. Es sólo un ejemplo de que también entre personas con sobrepeso nos juzgamos. Por eso ‘Gigante’ es necesaria.


¿Cuáles van a ser los objetivos de vuestra lucha?

Enseñar desde pequeños que todos los tipos de cuerpos son válidos; que dejen de dañar nuestra autoestima diciendo que estar gordo es malo, que deje de ser un insulto; que en el ámbito médico no te acusen siempre de que tu dolencia, aun siendo un dolor de oídos, se debe a que estás gordo...


¿Qué haréis para lograrlo?

Formar una comunidad con quienes se asocien y  desde ahí organizar talleres, charlas de sensibilización en diferentes ámbitos... En definitiva, llamar a todas las puertas necesarias para que se nos escuche.

 

Temas relacionados
Medios de comunicación Redes sociales Obesidad Televisión Asociaciones Salud Gente

para ti

en destaque