Primer director de El Periódico Antonio Franco, periodista de raza

Antonio Franco

Antonio Torres

El periodismo no olvidará la figura de Antonio Franco Estadella (Barcelona, 1947) que fue cofundador y primer director de El Periódico de Catalunya, fallecido en la tarde del sábado, tras 10 años de convivencia con el cáncer. “Un ser incombustible que se entregó al oficio de periodista antes de ser veinteañero y que protagonizó una revolución en el periodismo de la Transición y el que vino después”. 


A él le debemos la irrupción en el mercado del primer diario moderno del último tramo del siglo XX y del advenimiento del XXI, El Periódico de Catalunya, “un producto popular, de centro izquierda, catalanista y del Barça”, su tarjeta de visita, en el que experimentó y maduró cada uno de los pasos que trastocaron conceptos y modos de ejercer el oficio” destacaron desde la redacción de dicho periódico. Las hemerotecas conservarán su huella en el Diario de Barcelona, El País y El Periódico. Precursor de las portadas en color, del “full color”, de un régimen laboral igualitario sin distinción entre reporteros, compaginadores, fotógrafos y dibujantes, impulsó también la edición en catalán de El Periódico en 1996.


El periodista almeriense, Nacho Para Cervantes, ex jefe de Expectáculos con Antonio Franco, lo recordó, a punto de comenzar un concierto con su grupo de música Bantastic Fand en el Festival de Músicas con Alma de Alcantarilla con aforo agotado y que estarán en Tabernas con el Almería Western Film Festival: “Fue mi director desde el principio hasta casi el final. Un sabueso, con un olfato increíble. Muy fiel amigo, de los que ponen la mano en el fuego por ti. Periodista de raza, se le echará mucho de menos”. También era muy futbolera, del Barça y del Elche. Del Madrid solo alababa a Zidane. “Apoyó todas mis aventuras africanas con Sergio Caro”, continúa Nacho Para, “enamorado de los Beatles y de la canción melódica italiana”.  


En la trayectoria de Antonio Franco conviene recordar, informaron desde El Periódico, el pulso que mantuvo con Jordi Pujol durante el caso Banca Catalana, el error de ‘congelar’ durante semanas los papeles del ‘caso Filesa’ que tambaleó al PSOE de Felipe González (en 1991), el duelo con José María Aznar el 11 de marzo del 2004, el de la gran mentira sobre la autoría de ETA en la masacre de los trenes de Madrid, el impulso a los JJOO de Barcelona-92 y liderar desde el diario el ‘No a la guerra’ de Irak (2003). Antonio Franco ha estado acompañado por su familia. Su mujer Milene y sus hijos Carlota y Andreu. Eligió estar en el lado de la gente de a pie. No le gustaba el dinero ni los oropeles.