UPA Andalucía solicita más apoyo para el almacenamiento privado de aceite

Además quiere frenar la imposición de nuevos aranceles por parte de EEUU

La UPA Andalucía solicita a la Comisión Europea más apoyo para la segunda licitación de almacenamiento privado de aceite .
La UPA Andalucía solicita a la Comisión Europea más apoyo para la segunda licitación de almacenamiento privado de aceite . Pixabay

Está a punto de abrirse la segunda licitación para autorizar, de manera extraordinaria, el almacenamiento privado de aceite de oliva, que recogerá solicitudes desde el 12 al 17 de diciembre.


Hace unos días, la organización agraria, se unía a un clamor colectivo del sector que tildaba de “ridícula y vergonzosa” la primera licitación. De las 120.000 toneladas para almacenamiento solicitadas (113.000 de ellas en Andalucía), solo se han aprobado 3.650, una cantidad ridícula que no es determinante para repuntar el precio en origen, que es el objetivo principal de esta medida. Por otro lado, el importe máximo que la CE concede por inmovilizar el aceite se ha establecido en 0,83€ por tonelada y día, lo cual es totalmente insuficiente para sufragar los gastos administrativos que el trámite de almacenamiento conlleva, y para compensar el parón comercial y las pérdidas que suponen para los productores la retirada de aceite del mercado durante 180 días.


Sin embargo, desde UPA Andalucía, entienden que este primer periodo está consiguiendo el efecto contrario: la industria, la distribución y la comercialización, se sienten legitimadas y libres para continuar realizando movimientos especulativos y prácticas comerciales desleales, ante la poca contundencia y defensa del sector que demuestra la Administración europea. Sin lugar a dudas, critica UPA, “estamos ante una situación de precios en origen ruinosos y abusivos, y lo que es peor, parece que seguirá esta tendencia”.


La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Andalucía hace de paso un llamamiento a la Comisión Europea para que se acepte en los tres siguientes periodos de licitación que restan, un mayor número de ofertas y toneladas y ponga a disposición un mayor importe de ayudas para llevar a cabo la retirada de aceite del mercado de manera temporal. 


Además, por si la crisis de precios no fuese ya suficiente problema, otro asunto preocupante, el de los aranceles impuestos por parte de EEUU a nuestro aceite, podría agravarse. Hasta el momento, la Administración Trump había dictaminado imponer unos gravámenes del 25% sobre nuestro aceite de oliva envasado. Hace unos días, la Office of United States Trade Representative (USTR) ha publicado un aviso mediante el que pretende reabrir comentarios para determinar si algún producto se debe eliminar de la lista de aranceles o, por el contrario, si hay que aumentarle la tasa impositiva incluso hasta el 100%. Uno de esos productos susceptible de entrar podría ser el aceite de oliva español a granel, además de aceites de oliva envasados y a granel del resto de países productores europeos. 


Hasta el 13 de enero, los miembros de la NAOOA (North American Olive Oil Association), podrán presentar sus comentarios con las razones por las que consideran que esos gravámenes sobre los aceites de oliva pueden ser también perjudiciales para EEUU. Esta podría ser una oportunidad para demostrar que las empresas estadounidenses que trabajan transformando y comercializando nuestro producto se verían muy afectadas, y que los consumidores no podrían beneficiarse de un producto que responde a los patrones de una alimentación saludable, pudiendo evitar así ese nuevo gravamen para el aceite.


En definitiva, ante las incertidumbres que para el aceite de oliva presentan la próxima licitación del almacenamiento privado y la amenaza de nuevos aranceles, desde UPA Andalucía reclaman a la UE que ya es hora de que se comprometa con el sector y que lo defienda como la actividad estratégica que es para Andalucía, España, y gran parte de Europa.


 

En Portada

Las principales noticias semanales sobre agricultura en tu e-mail