Violencia de género, tolerancia cero

En CCOO denunciamos las vergonzosas cifras de la violencia machista

Antonio Valdivieso Montes
09:00 • 25 nov. 2022

Este 25N, Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, en CCOO nos sumamos al grito global del feminismo por la erradicación de las violencias machistas y nos plantamos ante las amenazas de la ultraderecha negacionista y denunciamos las vergonzosas cifras de la violencia machista. Un total de 38 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año por su pareja o expareja, 26 menores han quedado huérfanos y huérfanas como consecuencia de la violencia machista y el número de mujeres asesinadas desde 2003 asciende a 1.171. 


Las mujeres asesinadas son solo la punta del iceberg, la manifestación más extrema de una violencia que, por desgracia, se expresa de las formas más diversas y que está también presente de los centros de trabajo. En CCOO asumimos nuestra responsabilidad sindical y nos centramos este 2022 en una forma de violencia de género tan extendida como todavía invisible: el acoso sexual. En 2021 ya denunciamos que el acoso sexual es violencia de género y anunciamos que nuestros delegados y delegadas son el cordón sanitario frente a estos casos.


Uno de los problemas que rodean el acoso sexual es la falta de estadísticas e información sobre el mismo. Sin embargo, sabemos por la Macroencuesta de Violencia de Género de 2019 que del total de mujeres de 16 o más años residentes en España:  El 40,4% ha sufrido acoso sexual en algún momento de su vida. Son más de ocho millones de mujeres, de las que el 17,3%, más de 1,4 millones, señalan a alguien del trabajo como agresor (un 6,5% a su jefe).  Una de cada cinco mujeres acosadas lo ha sido en el centro de trabajo. 



Los datos apuntan también de manera inequívoca a que estamos ante una violencia de género: El 90% de estos acosos los sufren las mujeres y en más del 98,2% de los casos los acosadores son hombres. La raíz de estos acosos reside en la desvalorización de las mujeres y del trabajo femenino, su presencia menor como población activa, su menor poder y autoridad, sus salarios más bajos y sus peores condiciones laborales favorecen la desconsideración de las mujeres y el sexismo como rasgo cultural presente en los entornos laborales explica la dificultad de muchos hombres para identificarse con las mujeres y la de muchas mujeres para apoyar a las que lo padecen.


Tipos de acoso sexual Los tipos de acoso sexual son muy variados, desde conductas no verbales como Exhibición de material sexualmente explícito o sugestivo: fotos, afiches, protectores de pantalla, correos electrónicos, mensajes de texto (por teléfono, redes sociales...) sexualmente explícitos, gestos sexuales, miradas lujuriosas o silbidos, pasando por conductas físicas como Violencia física, tocamientos, pellizcos, caricias, abrazos o besos indeseados, Uso de amenazas o promesa de premios para obtener favores sexuales, hasta conductas verbales como, Comentarios sobre la apariencia física de la víctima, su edad, vida privada, Comentarios con connotación sexual, como cuentos o bromas, Proposiciones con connotaciones sexuales, Invitaciones sociales reiterativas, Insultos o burlas basados en el sexo de la víctima, Comunicaciones (llamadas telefónicas) de contenido sexual y carácter ofensivo.



Prevención La Ley de Igualdad señala que las empresas deberán promover condiciones de trabajo que eviten el acoso sexual y el acoso por razón de sexo. Además, en su artículo 48 establece medidas para prevenir el acoso sexual y el acoso por razón de sexo en el trabajo y arbitra procedimientos específicos para su prevención y para dar cauce a las denuncias o reclamaciones que puedan formular quienes hayan sido objeto del mismo. La negociación de estos protocolos es obligatoria para todas las empresas, independientemente del número de personas que compongan sus plantillas y es una de las partes del plan de igualdad en aquellas empresas para las cuales es obligatorio realizarlo.


Ante la falta de visibilidad de este delito hasta la fecha, ha llevado a CCOO, por responsabilidad sindical, a crear el Observatorio de Acoso Sexual y Acoso por Razón de Sexo de CCOO, una iniciativa pionera no solo en Europa, sino en todo el mundo, donde no existe un órgano de estas características.



Mediante el observatorio, CCOO pretende crear un espacio que sirva como órgano de recogida, análisis y difusión de información periódica, homogénea y sistemática relativa al acoso sexual y al acoso por razón de sexo en el ámbito laboral, poner a disposición de la ciudadanía una fórmula de contacto, mediante la cual tanto mujeres víctimas de estos acosos como delegadas y delegados y el conjunto de las personas puedan recibir una primera orientación, para ello, se ha habilitado la dirección de correo: [email protected] Asimismo, se ha creado una página web, específica, observatorioacoso.ccoo.es, con información sobre los pasos a seguir, preguntas frecuentes, legislación y jurisprudencia, etc. y un formulario de contacto por si algunas personas desean recibir orientación. Las trabajadoras deben sentir que cuentan con una ventana a través de la cual gritar que están sufriendo este tipo de violencia y sentir que alguien las escucha, ayuda, refuerza y orienta sobre cómo actuar. Ante esta realidad en CCOO decimos: TOLERANCIA CERO.



Temas relacionados

para ti

en destaque