El cine nos recuerda el valor de la verdad y el poder del perdón

Incluso estando vacunados, de fondo subsiste una cierta vulnerabilidad sospechosa

Carlos Aguilera
07:00 • 08 ago. 2021

La situación de la pandemia nos ha cambiado la vida. Y ahora, aunque nos hagamos los resistentes (como dice la canción “Resistiré”), incluso estando vacunados, de fondo subsiste una cierta vulnerabilidad sospechosa, una falta de tranquilidad. Ya no solo por el contagio de nuevas cepas, sino porque todo esto cuestiona el sentido de nuestras vidas y nos recuerda que la muerte siempre ha estado ahí.


Existe pues, más urgencia que nunca en recuperar la esperanza, el sentido de la vida y en hablar de ello. En esta tarea, el arte, en concreto el cine y las series de T.V., que tanto impacto tiene hoy en día en la sociedad, pueden ayudar mucho. Películas como la hermosa y espiritual “Vida oculta” (2019), de Terrence Malick (disponible en Movistar+) o clásicos como “Qué bello es vivir” (1946) u “Ordet” (1955), nos abren siempre un horizonte distinto. 


Pues bien, recientemente he descubierto una serie de T.V. muy interesante que, aunque dura, vale la pena. La serie está disponible en HBO y se titula “Mare of Easttown”. Está protagonizada por Kate Winslet (“Titanic”) que da vida a una detective de un pequeño pueblo de Pennsylvania que investiga un asesinato local, mientras intenta que su vida personal no se desmorone. El talento incuestionable de la actriz de “Sentido y Sensibilidad” (1995) y “Revolutionary Road” (2008), se conjuga a la perfección con un guion muy cuidado y unos secundarios de gran nivel. Una mezcla muy inteligente que te permite adentrarte en la vida de una inspectora que oculta una gran herida familiar.



Desde un punto de visto antropológico (psicológico, incluso) la película muestra los habituales conflictos familiares y cómo siempre desde lo cotidiano se forjan las peores atrocidades. La serie no es apta para menores, no solo por las imágenes explícitas de cuerpos ensangrentados sino por el arco de transformación de muchos personajes y las distintas tramas de los secundarios. Muy realista y adecuada resulta también la imagen que da de la Iglesia, la comunidad y los sacerdotes; sin idealizar ni estigmatizar. Recuerden “Mare of Easttown” (HBO) o la historia de cómo la verdad sana las heridas y permite una cierta redención. No se la pierdan. 




Temas relacionados

para ti

en destaque