Estamos aquí para oírte

Este proyecto parte de dos premisas, o mejor, de dos situaciones actuales con las que convivimos. Una es la Violencia de Género, que es tan antigua como nuestros orígenes, y otra que es nueva, desconocida, que ha llegado a nuestras vidas no sabemos si para quedarse. Por supuesto hablamos del SARS-COV2, la COVID19, el Coronavirus. Es igual el nombre que le demos, es la pesadilla que se ha colado en nuestras casas, dando lugar a cambios de hábitos que hace nueve meses hubiesen sido impensables para la mayoría de nosotros.


Hemos cambiado nuestra forma de relacionarnos, de movernos, de mirarnos, de tocarnos, de vernos. Hemos cambiado rutinas, maneras de actuar, de trabajar. Y nos hemos ido adaptando a esta inimaginable forma de vivir, que nunca habríamos pensado ver, unos mejor, otros, no tanto. Pero ha habido una parte de nuestra sociedad global, que ha vivido o, mejor dicho, está viviendo está situación, de una manera especialmente dramática.


Podríamos nombrar varios colectivos, pero, atendiendo a la fecha en la que estamos, nos vamos a centrar en la violencia de género. En las víctimas de la violencia de género. Este año tenemos un siniestro balance en la contabilidad de nuestro país. 41, según la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género del Ministerio de Igualdad. 41 vidas cortadas de raíz, “porque si no eres mía no eres de nadie. Porque no mereces vivir si no es a mi lado. Porque lo digo yo. Y ya está”. 


Y todo esto en medio de una pandemia. El terror llevado al extremo. Obligada a vivir con el enemigo, sí o sí. De estas 40 mujeres, más del 70 por ciento vivían con sus asesinos, con la persona que eligieron para acompañarlas en su viaje de vida y acabaron quitándosela.


Desde CSIF, creemos que hay que dar más voz a estas mujeres en estos nuevos tiempos que no tenemos más remedio que aprender a vivir. Hemos visto iniciativas por parte de las distintas administraciones, Ministerio, Instituto Andaluz de la Mujer, Ayuntamientos, y las aplaudimos, no puede ser de otra manera, pero queremos ser una voz más. Una voz que pueda gritar, que se pueda expresar. Desde casa. Desde el móvil. Desde un sitio inaccesible para los demás. 



Y para ello, hemos creado un BUZÓN UVE25. Un buzón donde tú, mujer, desde el anonimato si así lo decides, tengas la edad que tengas, no olvidemos que una de las víctimas tenía menos de 20 años, puedas hablar. Nos puedas contar como estás viviendo esta situación terrible de violencia y COVID19. Amplificaremos tu voz, la haremos más fuerte, más intensa, llegará a más sitios. Le contaremos a todo el mundo lo que estás viviendo, para que nos enteremos de una vez, que esta maldita lacra, más silenciada que nunca, sigue aquí. Queremos que nos cuentes si las vías con las que contabas hasta el 14 de marzo para denunciar la situación que vives siguen siendo efectivas, si los protocolos que se consideraban habituales siguen estando a tu alcance, si has tenido que inventar otros métodos nuevos para escapar a su violencia, si has sido atendida en los centros médicos, en los juzgados, si la policía ha estado siempre que la has necesitado, si los teléfonos gratuitos que se ponían a tu alcance por las administraciones siguen estando operativos. En definitiva, cuéntanos que ha dejado de funcionar. O no.  Y los elevaremos alto. Muy muy alto.


Y por supuesto, recordarte que estamos aquí. Cuenta con CSIF, como siempre, y ahora más que nunca, en los nuevos tiempos.


Consulte el artículo online actualizado en nuestra página web:
https://www.lavozdealmeria.com/noticia/9/opinion/204808/estamos-aqui-para-oirte

 

Temas relacionados
Violencia de género CSIF Coronavirus

para ti

en destaque