El doctor Vida, nuevo gerente de Torrecárdenas

Menudo reto el que se le presenta a Manuel Vida! Porque, queridos lectores de Almería en el Tiempo, todos conocemos los problemas de saturación, hiperpoblación, listas de espera y, en definitiva, carencias de nuestro hospital por excelencia. El doctor Vida (cardiólogo especialista en hemodinámica desde 1995 en el Hopital Torrecárdenas) afronta, con la ilusión y profesionalidad que le caracteriza, una gran responsabilidad pues, a partir de este momento, va a estar en el punto de mira de los almerienses. 


Persona afable, educada, que valora y respeta el trabajo de los demás es, al mismo tiempo, un médico de prestigio que destaca también por sus investigaciones clínicas: desarrolló múltiples ensayos sobre fármacos relacionados con las enfermedades cardiovasculares, ha ocupado cargos de responsabilidad en la Sociedad Andaluza de Cardiología y fue uno de los miembros fundadores de la Asociación de Enfermos del Corazón de Almería y provincia. Más allá de la Medicina, Manuel brilla también, como un Renacentista, en otras facetas culturales dada su gran inquietud intelectual. En esta línea, su afición y dotes pictóricas le llevaron a presidir la Asociación Amigos del Museo Ibáñez de Olula del Río. La tarea que tiene por delante es ingente tanto a nivel del día a día hospitalario (no olvidemos esas Urgencias en muchos momentos colapsadas y donde los profesionales a duras penas pueden atender tanta demanda; o ciertas carencias de infraestructuras y dotación tanto en recursos materiales  como humanos y el tema de la estabilidad de plantillas) donde es urgente humanizar y agilizar para reducir esas interminables esperas. 


Él mismo, en sus primeras declaraciones, habla de terminar las obras y el equipamiento del nuevo Materno Infantil que tanto se ha dilatado en esta última década o de transformar el complicado complejo del Hospital Torrecárdenas… Es de máxima prioridad igualmente un nuevo edificio para las Consultas Externas así como introducir decencia remodelando los aparcamientos. La cuestión de las listas de espera es la que más enerva a los almerienses y, en este sentido, hemos de decir que lo más importante es la salud de un ser humano. Por eso,  una persona debe ser operada de forma inmediata y si se necesitan quirófanos por las tardes o los sábados y días de fiesta pues hay que habilitarlos ya que el enfermo lo es independientemente del día de la semana y cubrir su necesidad va más allá del calendario laboral. Este mismo periódico, refiriéndose al doctor Vida, decía con acierto que “Salud incorpora Vitalidad”. Yo añadiría que también incorpora humanidad porque lo importante son los pacientes más allá de cualquier otra obligación burocrática. 

 

más leídas

últimas de Opinión

La sombra y la luz del Viernes Santo

Expolio en el Barrio Alto (II)



Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.