¿Cuánto tienen de política las elecciones en la UAL?

Llevamos semanas hablando de elecciones municipales, ahora también de generales, antes fueron de andaluzas, casi nos olvidamos de las europeas y mientras tanto se acercan las elecciones a la UAL y no les prestamos la atención necesaria. Es como si la Universidad de Almería no importara demasiado a una sociedad que la mantiene y de la que debe esperar generaciones de ciudadanos formados ante los nuevos retos que nos deparará el futuro. Conocemos que las elecciones al Claustro están convocadas para el muy cercano veinte de marzo (en seis días a votar) y que para las de rector se está buscando fecha antes del verano. La fecha a decidir va a estar, se dice, tras ver los resultados del 20. Habrá que estar pendiente. Y  vamos con la politización en la UAL. Cierto es que durante algunos años los partidos políticos han movido sus peones dentro de la Universidad, desde los tiempos de Alberto Fernández, pasando por Pedro Molina, Pepe Guerrero, Javier de las Nieves. La UAL ha logrado dividir dentro de su seno a partidos, como fue el caso del PSOE, en el que en algunos momentos tres grupos de la propia formación socialista se peleaban dentro del Campus por tener y mantener el control de la misma. Los dos candidatos que se presentan a rector por ahora, Carmelo y Antonio, no aparecen, en un primer análisis, como hombres representantes de un determinado partido, lo que ya en principio parece un buen síntoma. ¿Tenemos a la vista las elecciones menos políticas en la UAL de los últimos años? Todo apunta a que puede ser así. En el Campus ya se habla de cansancio en la dirección, de un equipo que anda roto y hasta de enfrentamiento entre algunos miembros del mismo. La campaña se prevé interesante, pero quizás nos estamos adelantando a ella, habrá que esperar a la del Claustro para empezar a sumar votos. Hoy todavía nosotros no tenemos todos los datos, aunque es de suponer que los equipos de los candidatos tendrán informes de por dónde andan los importantes votos del alumnado y del PAS. Entre las generales, las locales (políticas ellas) y las de la UAL nos vamos a divertir. Por lo menos algo claro y transparente, en las elecciones a la UAL no tendremos paracaidistas impuestos desde sedes políticas de fuera del Campus de La Cañada, y eso, en estos tiempos que vivimos ya es un triunfo.

 

más leídas

últimas de Opinión




Pero ¿quieren que salgamos a tiros?

Cómpreme usted este ramito

newsletter

Las noticias que debes conocer a primera hora en tu bandeja de entrada

destacadas La Voz de Almería

Utilizamos cookies propias y de terceros para el correcto funcionamiento de la web y analizar el tráfico. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Obtener más información.