A Unicaja Costa de Almería le gustan las montañas rusas

(1-3) Los verdes vencen al fortísimo Conectabalear CV Manacor con rachas de su mejor juego

Ser capaz de lo mejor y de lo peor, esa es la tónica general de la historia que está escribiendo Unicaja Costa de Almería en esta extraña temporada, no solo por todo lo ‘externo’, con motivo de la COVID-19, sino por lo interno. Si el equipo encuentra su juego, hay brillantez y el adversario tiene que irse más allá de la perfección para plantar cara. Si comienzan a cometerse errores que rozan lo absurdo, y si se sigue tocando la red prácticamente una decena de veces por partido, con el consiguiente regalo de puntos, está claro que se va a sufrir. Y no, no es desmerecer virtudes del rival, ni mucho menos, pero la obligación sigue siendo mirar el propio lado del campo para llegar a donde se pretende. Un primer set de carácter, seguido de un segundo set tremendamente brillante, el mejor de la temporada, posiblemente, y un 0-2 que se complica por un tercero horrible, arreglado en un cuarto de menos a mucho más.


El máximo anotador del encuentro fue Caetano Filter, con 19 tantos, pero mención aparte merece Charly Jiménez, que en un set y medio anotó 15 tantos y fue la clave de la victoria. Iribarne y Colito también estuvieron por encima de la decena, pero el alicantino, volviendo a pista tras no jugar contra Soria y no salir de inicio, mostró su potencial una vez más. Los 13 puntos en bloqueo fueron ‘neutralizados’ por un gran papel de Manacor en esa faceta, con 11, cuatro, por cierto, de Charly, y en el saque también hubo pulso (4 verdes y 3 baleares). La bajada de rendimiento local en el servicio anuló una de sus grandes armas y regaló 22 puntos en fallo, si bien Unicaja tampoco se quedó atrás y concedió 16 errores. Colito firmó dos aces y facilitó mucho el bloqueo, con Ignacio Sánchez divirtiéndose y haciendo otro gran partido, buenos números de rendimiento en ataque. El problema es cuando no se llega a atacar.


Primer set de réplicas entre unos y otros, mucho error en saque, vigilancia y riesgo, a la vez muy lento, sin demasiado ritmo y con permanentes interrupciones, además de cierta tensión sobre la cancha. Grandes amigos, eso sí, frente a frente, el genio de Lorente frente al de Ignacio Sánchez, ambos se ‘hablaron’ jugando a alto nivel en los primeros compases. Colito entró al saque con la primera ventaja del conjunto ahorrador (3-4) e hizo un ace, pero lo de tener amplias rentas no era contemplado por nadie (salvo los verdes con tres bolas de set). Los de Berenguel no estaban muy cómodos, cediendo con malas decisiones demasiados puntos, pero los de Molada tampoco en un partido que prometía espectacularidad y que se desarrolló ‘sucio’ en su primera manga. Fornés hizo un puntazo cambiando de mano, izquierda, recurso en una bola mala, y después fue determinante al bloqueo. Hugo rojas para Jiménez y Rafael, una trifulca entre ambos, más otro parón (17-18).


El primer largo parón por problemas con la mesa llegó en ese momento, y después Unicaja Costa de Almería quiso manejar con cabeza el final (19-21), con saque de Javier Jiménez, pero freno por parte de los manacorenses tras tiempo de Molada y la enésima red tocada por parte de los verdes. Rubén Lorente bloqueó el empate, pero Villarreal entró al servicio, otro parón incluido, y facilitó la lectura de bloqueo y la primera vez con tres de ventaja para matar un set que por poco se complica, otra vez por malas decisiones propias (23-25). El segundo set vio un mejor juego de los verdes, de nuevo sólidos y sabiendo contrarrestar las virtudes locales, si bien la que se entiende como extraordinaria, su servicio, no funcionó. Los rivales saben que hay que arriesgar mucho para impedir el juego de los centrales de Unicaja.


El segundo set comenzó con quizá la mejor versión ahorradora vista hasta ahora, a pesar de otra interrupción inicial por la mesa de anotación con 1-2 en el marcador. Pronto comenzó a carburar la máquina a pleno rendimiento, con Colito en plan ‘killer’ para abrir el primer hueco notable (5-9 y tiempo de Molada), y después con Fornés en plan ‘el balón es mío’. Bloqueó, tocó con el pie y después hizo el 6-11. Se disparó en el tanteo Unicaja Costa de Almería gracias a su bloqueo, las tocadas y las hechas punto directo, más inteligencia y saber de qué va el vóley (9-16 y otro tiempo pedido por el técnico local). Vigil, que había errado todos sus saques hasta entonces, hizo un ace con el primero que metió dentro, y Colito siguió matando (13-20). El mejor sacador de la liga, Vanole, seguía sin aparecer y los verdes mostraron gran tensión defensiva para amarrar el 0-2 con un claro tanteo de 16-25 con ace del opuesto.



El tercer set se inició con un 3-1 local, después 4-1 con el segundo error de Unicaja Costa de Almería y tiempo de Manolo Berenguel para poner orden, pero el 5-1 fue otro toque de red más, una concesión al adversario que no es nueva y que no se ve cortada. Con 6-1 saltó hubo cambio de Jiménez, Charly por Javier, y el de Petrer se puso a anotar a la primera. Había que remar mucho, porque sobre todo Manacor se había venido arriba, reviviendo y mostrando su potencial. El conjunto balear juega mejor con viento a favor, mientras que Unicaja se ha visto en más de una de estas a lo largo de la temporada. De lo mejor, a lo peor, sin capacidad de resolución, y a sufrir, con Colito sosteniendo un tanteo demasiado adverso (9-5). La renta de 4-5 se mantenía a medida que avanzaba el set, y eso que el saque local no funcionaba.


De un 10-5 ‘de partida’ se comenzó a trabajar poco a poco, sabiendo sufrir, también concediendo en el saque y en toques de red (menuda losa). Charly Jiménez, muy firme en ataque, estaba en otro partido, el de un Unicaja Costa de Almería que sí disputaba, pero con demasiada desventaja. Colito de ejecutor y Jiménez ejerciendo el saque, se dio el primer tirón (15-12 con tiempo de Molada), y después se tocó a la puerta (18-17 y 19-18), Charly decisivo, más todavía con 21-18 que pasó a 21-20 y con opciones de empatar. Dos bloqueos se fueron fuera por poco, se gestionó mal un ataque determinante y se tuvo exceso de vista en un ace de Filter (25-21). Otra vez la incógnita del cuarto set, el de la brillante imagen del segundo o el de la frialdad en la entrada a juego del tercero.


Eso sí, no se tiró la manga en ningún momento, por mal que se jugase o por mucho que no se encontrase la inspiración, y eso es un gran valor. El 0-2 por concesiones en ataque local ayudaron a recuperar sensaciones, aunque se perdonó claramente el 0-4 con otra mala gestión y se regaló otro punto más (2-3). El techo del Miquel Àngel Nadal también ‘jugó’, por cierto, y más regalos, falta de pie en una pipe, con la primera ventaja local (5-4). Berenguel solicitó tiempo con 6-4, pero había parón, sin arranque, ante el saque de Chourio. Con saque de Colito se igualó a siete, más tensión competitiva en los verdes. Dos puntos de Charly, ataque y ace, devolvieron la delantera (8-10). Manacor no cedió más y los empates volvieron (11-11, 12-12 y 13-13). La iniciativa la llevaba Unicaja Costa de Almería, eso sí, y se tocaban en el bloqueo bastantes balones, pero con punto local, aunque anuncio.


Charly Jiménez lo cumplió e hizo tres tantos seguidos, el segundo y el tercero en el uno contra uno ante el opuesto Chourio, y elevó el 13-16. El tiempo de Molada cortó la racha, pero los ahorradores tenían al alicantino, arropado por el sacrificio de los demás. El 14-19 con bloqueo se debió al gran saque de Colito, solicitando Molada un tiempo que podía ser su último recurso. Petrer arriba en bloqueo y llegó otra vez la máxima renta de seis puntos, ya en la veintena, permitiéndose Colito un error de saque para dejar todo de cara (15-20). La gestión final del partido fue perfecta por parte de un equipo al que, efectivamente, le gustan las montañas rusas, capaz del mejor juego y de no encontrarse a si mismo acto seguido. El 17-24 cayó con la lacra manacorense, el error de saque, y a la tercera se cerraron otros tres puntos más.


FICHA TÉCNICA

Conectabalear CV Manacor (1): Alacio (7), Rubén Lorente (2), Vanole (11), Rafael (4), Ángel Rodríguez (5) y Filter (19), más Piris (líbero). También jugaron Chourio (7), Miguel Gallego (1), Cabrer (-) y Catalá (líbero) .


Unicaja Costa de Almería (3): Iribarne (13), Fornés (4), Colito (12), Javier Jiménez (6), Vigil (7) e Ignacio Sánchez (2), más Mario Ferrera (líbero). También jugaron Esteban Villarreal (-), Charly Jiménez (15) y Jean Pascal Diedhiou (-).


Árbitros: María Gloria Souto (Mallorca) y Enrique Romero (Granada). Rojas para Javier Jiménez de Unicaja Costa de Almería y Rafael por parte de Manacor.


Parciales: 23-25 (37’), 16-25 (30’), 25-21 (31’) y 20-25 (30’).


Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de la SMV 2020/2021 disputado en el pabellón Miquel Àngel Nadal con público en la grada, prácticamente lleno.

 

Temas relacionados
Unicaja Almería Voleibol

para ti

en destaque