Sean Connery en Almería: sus cinco películas, de Sidney Lumet a Steven Spielberg

El actor escocés dejó su huella en la provincia a través de cinco filmes

Sean Connery en ‘La colina’ (1965), de Sidney Lumet, su primer rodaje en localizaciones almerienses. Junto a él, Harry Andrews.
Sean Connery en ‘La colina’ (1965), de Sidney Lumet, su primer rodaje en localizaciones almerienses. Junto a él, Harry Andrews. La Voz
Evaristo Martínez
00:18 • 02 nov. 2020 / actualizado a las 18:31 • 25 ago. 2022

Con la muerte de Sean Connery el 31 de octubre de 2020, el cine perdió a una de sus grandes estrellas, un actor de raza que logró quitarse el esmoquin de James Bond para poder reinar en varias generaciones a golpe de talento y carisma.


Conquistó la taquilla en todas las décadas en las que estuvo en activo y se puso a las órdenes de cineastas como Alfred Hitchcock, Sidney Lumet, Fred Zinnemann, Terry Gilliam, Jean-Jacques Annaud, John Huston, John Milius, Brian De Palma y Steven Spielberg.


En su vida personal, Marbella fue más que un hogar; en lo profesional, Andalucía se convirtió en un luminoso plató natural que transitó en varias producciones. Cinco de ellas le trajeron hasta Almería; las cinco, cada una a su manera, fueron importantes en su filmografía.



‘La colina’ (1965)

Cuando hablamos de los mejores cineastas que han pasado por Almería solemos obviar a Sidney Lumet, uno de los gigantes del cine norteamericano. El director de ‘Doce hombres sin piedad’, ‘Tarde de perros’, ‘Serpico’ y ‘Veredicto final’ ambientó bajo nuestro sol un árido drama antimilitarista sobre un campo de concentración inglés en África donde desertores y rebeldes van a dar con sus huesos. ‘La colina’ (también conocida como 'La colina de los hombres perdidos' o, durante su rodaje en Almería, como 'El cerro') fue la primera de las cinco colaboraciones entre Lumet y Connery. El escocés, en un ‘tour de force’, recibió el aplauso de la crítica, capaz de ver al actor más allá de la máscara de 007 que ya se había puesto hasta ese momento en tres ocasiones.





El rodaje se centró en un decorado construido en las dunas de Cabo de Gata aunque también pasó por Tabernas. Fue un rodaje durísimo, a pleno sol, que comenzó a mediados de septiembre de 1964. Raro era que el termómetro bajara de los 45 grados y aunque el equipo siempre tenía agua a su disposición -llegaron a consumirse más de 9.000 litros- la mayoría sufrió de disentería. 



“La luz era cegadora y el calor tan espantoso que acabábamos deshidratados del todo. Después de unos días pregunté a Connery si en algún momento tenía ganas de mear. ‘Solo por las mañanas’, me dijo”, recuerda Sidney Lumet en su libro ‘Así se hacen las películas’.


'La colina' está disponible en Filmin


‘Shalako’ (1968)

Este atípico western de Edward Dmytryk (‘Encrucijada de odios’, ‘El motín del Caine’) se vendió como el choque de trenes entre dos de los iconos eróticos de la época: Sean Connery y Brigitte Bardot, tal era la dimensión de ambos. 


Rodada íntegramente en localizaciones de la provincia, como Las Salinillas, Tabernas y Mónsul, la producción se benefició de la reciente apertura del aeropuerto. Mientras el productor, Euan Lloyd, tenía que salir al paso de unas supuestas declaraciones en las que Bardot no hablaba bien de Almería, Connery y su esposa, Diane Cilento, se dejaban ver por el antiguo estadio de la Falange en un partido de la Agrupación Deportiva Almería.




A pesar de la presencia de su mujer, parece que Connery intentó seducir a Bardot, que desveló en la edición gala de 'Vanity Fair' que llegó a encontrárselo una noche metido en su cama vistiendo solo unos calcetines. "Yo no era una chica Bond, no sucumbí a sus encantos", confesó B.B., casada entonces con el millonario alemán Gunther Sachs aunque vivía un tormentoso romance con Serge Gainsbourg. Relación que, por cierto, se dio por terminada a distancia durante el rodaje de 'Shalako', lo que llevó al cantante a componer la letánica 'Initials BB' en la que acaba exclamando "¡Almería!".


'Shalako' está disponible en Filmin y en Prime Video


‘El viento  y el león’ (1975)

El propio Connery aseguraba en 1983 al programa 'De película' de Televisión Española que el guion de ‘El viento y el león’ era “uno de los mejores” que jamás había leído. Su autor, John Milius, que volvería años después a Almería con ‘Conan, el bárbaro’, dirigió esta soberbia cinta de aventuras clásicas, uno de los géneros predilectos de Connery, al que también pertenecen sus dos siguientes filmes: la majestuosa 'El hombre que pudo reinar', de  John Huston, y la crepuscular 'Robin y Marian', de Richard Lester.


Muchísima figuración, un rodaje accidentado (falleció un técnicos por causas naturales y dos actores de acción resultaron heridos graves rodando en La Fabriquilla) y una amplia variedad de escenarios, convertidos para la ficción en Tánger, tanto de la provincia (Tabernas, Los Genoveses, Mónsul, Los Escullos...) como del Casco Histórico de la capital, incluyendo una secuencia en la Alcazaba con Candice Bergen, 




“El problema de Almería es que tiene muy buen clima pero le faltan facilidades de acceso”, dijo entonces el ganador del Óscar por 'Los intocables de Elliot Ness' a TVE en una entrevista grabada en el Gran Hotel que puede verse en el documental 'Spanish Western' de Alberto Esteban.


'El viento y el león' no está disponible en estos momentos en ninguna plataforma digital. 


‘Nunca digas nunca jamás’ (1983)

Tras afirmar en 1971 después de rodar ‘Diamantes para la eternidad’ que no volvería a encarnar a 007, una suculenta oferta económica llevó a Connery a replantearse su decisión: de ahí el juego de palabras del título.


El resultado fue este Bond 'apócrifo' que no forma parte del canon oficial del agente secreto: detrás no está la productora de toda la franquicia, Eon Productions, fundada por Albert R. Broccoli y Harry Saltzman en 1961, sino Kevin McClory, uno de los guionistas de otro Bond de la era Connery, 'Operación Trueno', que tras años batallando en los juzgados logró hacerse con los derechos de la novela original de Ian Fleming.



La Voz


Así nace la que, ahora sí, sería la despedida definitiva de Connery del servicio secreto de Su Majestad. Tras la cámara, Irvin Kershner (‘El imperio contraataca’).


Almería no entraba en las localizaciones iniciales pero tras rodar en las Bahamas el actor escocés sugirió que, gracias a la climatología, vinieran aquí para completar secuencias acuáticas en Los Escullos y Almerimar.


Según contó el localizador Juan Fernández en el curso 'Almería y el cine', celebrado en 1997 en el marco del II Festival Almería Tierra de Cine, Sean Connery era “sencillo y natural” en las distancias cortas aunque no se privaba de llegar cada día al rodaje en su jet privado desde Marbella y de moverse por la ciudad en un Mercedes que permanecía en Almería durante el rodaje.


'Nunca digas nunca jamás' está disponible en Prime Video


‘Indiana Jones y la última cruzada’ (1989)

Steven Spielberg concibió con George Lucas a su Indy como una especie de 007 de la arqueología. Y en el entonces cierre de su trilogía logró contar con el primer, y mejor, James Bond.


Sean Connery y Harrison Ford, padre e hijo en la ficción separados en la vida real por apenas doce años, brillan en su búsqueda del Santo Grial desde las ramblas de Tabernas a la icónica playa de Mónsul, donde la secuencia de las gaviotas, pasando por el Casco Histórico de Almería capital y Los Escullos, entre otras localizaciones.


En el rodaje participó el gran actor de acción Vic Armstrong, encargado de doblar a Harrison Ford y que, años antes, había hecho lo propio con Connery en 'Nunca digas nunca jamás'.




Cuenta el anecdotario del cine 'made in Almería' que, en su quinta y última visita a la tierra del indalo el actor escocés, lesionado en un pie, sufrió la demora en el rodaje de una secuencia en la calle Almanzor, a bordo de un descapotable en el que viajaba junto a Harrison Ford y John Rhys-Davies. En una pausa, mientras se volvía a preparar la acción, una vecina del número 9 de la calle Joaquín Santisteban le alegró el día ofreciéndole una ración de chumbos frescos.


Los tres actores, sentados y charlando con Steven Spielberg, también fueron fotografiados delante de otra vivienda a cuya ventana se asoman un hombre y dos niñas. Una de ellas, recuerdan desde Almeriacine, es Isa Góngora, que casi 30 años después volvería a posar en el mismo lugar, esta vez junto a Patty Jenkins durante el rodaje de 'Wonder Woman 1984'.


'Indiana Jones y la última cruzada' no está disponible en estos momentos en ninguna plataforma.


Temas relacionados

para ti

en destaque