Trucos para que lo vasos no salgan blancos del lavavajillas

El mantenimiento del lavavajillas y el agua repercute en la limpieza de los vasos

Los problemas con la capa opaca que empaña el cristal
Los problemas con la capa opaca que empaña el cristal Pixabay
María del Mar Alonso 12:48 • 11 may. 2022 / actualizado a las 21:00 • 12 may. 2022

Es un problema casi habitual que tras el uso del lavavajillas saques los vasos y copas blanquecinos con una capa blanca opaca pudiendo pensar que están prácticamente peor que antes de meterlos en el electrodoméstico en cuestión. ¿Qué ha pasado dentro del lavaplatos? ¿lo usamos mal?, en más de una ocasión te planteas estas preguntas tras vivir el hecho, y también es común pensar que el error está en el mal mantenimiento o uso del lavaplatos. Esto no es así pues debes tener en cuenta otros factores como: la dureza del agua, el tipo de detergente que usas y la calidad del cristal. 


No podemos discutir que los lavavajillas llegaron para mejorar la vida y evitar el costoso trabajo de tener que lavar a mano los diferentes utensilios de cocina (que no son pocos) con la ventaja de que prácticamente todos son aptos para limpiarse en él. En principio hay que dejar claro que esta capa blanquecina del cristal no es nociva para salud, pero si es cierto que incita poco a tomar algo en el vaso y da mala impresión al colocarlos en la mesa, en definitiva te puede arruinar su presentación.

A continuación se enumeran y explican los distintos causantes del problema: 




1. La dureza del agua



Suele ser la causa mas común y sobre todo hay que tener en cuenta si en tu zona de residencia el agua es dura o con alta densidad de piedra caliza, pues esto acabará creando cal que se pegará no solo a la vajilla, sino que será una gran molestia para el uso normal de este aparato. 

Si observamos la tipología que nos ofrece la Organización Mundial de la Salud clasifica así la dureza del agua:



Blanda: cuando los contenidos de carbonato de calcio son inferiores a 60 mg/l.

Moderadamente dura: entre 60-120 mg/l.

Dura: con una concentración entre 120 y 180 mg/l.

Muy dura: cuando tiene una concentración de carbonato de calcio superior a 180 mg/l.


A continuación, un mapa elaborado por la OCU :



Mapa dureza del agua por zona.
Mapa dureza del agua por zona.




2.La mala calidad del cristal 

Hay casos en que la corrosión es irreversible, pues el uso continuado de agua caliente detergentes va desgastando el cristal. Pero si no es así e intentas eliminar los residuos blancos puedes meter los vasos en una solución de 1 vaso de vinagre por 3 de agua, se deja reposar unos minutos y a lavar. Si la capa blanca desaparece , el error se encuentra en que el deposito de sal es insuficiente y hay que aumentar la calidad. 

Otro aspecto a tener en cuenta es el comprar vasos aptos para lavavajillas y dejar una espacio entre ellos durante el lavado.


3. Otros problemas


Entre ellos podemos encontrar demasiado residuo d detergente en la vajilla. Esto pasa por dos motivos:


-Uso excesivo de lavavajillas u otros productos de limpieza que durante el ciclo  de enjuague no se termina de eliminar. Puede dar problemas el detergente en polvo, pues hay que ir probando hasta encontrar las medidas exactas. 


- Uso desmesurado de sal: si la capa blanquecina desaparece tras sacarlo del lavavajillas y lavarlos a mano, significa que los niveles de sal es más elevado del que se recomienda.


- Por otro lado, los vasos se pueden ir tintando de un tono azulado y se debe a una reacción entre el detergente, el plomo que contiene el cristal, la dureza del agua y la temperatura.


- Cuidar los cubiertos de acero inoxidable por la salida de manchas de óxido que también se debe a la dureza del agua y la calidad del acero.






Temas relacionados

para ti

en destaque